Pléyades en el cielo nocturno, ¿cómo encontrarlas?

Las Pléyades son un conjunto de estrellas que pueden observarse en determinada temporada del año. Algunas de las antiguas creencias señalan que estos cúmulos pueden verse solo si tienes una vista privilegiada.

Los temas relacionados con el universo son fascinantes, y más aún, cuando estos se tratan de las estrellas.

Pléyades en cielo nocturno

Por tal motivo, te contaremos a continuación sobre las Pléyades, qué son, cómo divisarlas en el cielo nocturno, cuáles son las estrellas que se encuentran dentro de los mencionados cúmulos, entre otros aspectos referentes con el asunto.

¿Qué son las Pléyades?

Conocidas también por términos como M5, las siete hermanas y Pléyades, estas son un cúmulo de estrellas abiertas en el espacio que pueden divisarse en temporada de otoño a invierno en la constelación de Tauro ubicado al hemisferio norte.

La fuerza de gravedad es la razón por la que se puede mantener un cúmulo abierto de estrellas, además de que el origen de estas, proviene desde la misma nube molecular, de allí a la referencia de “las siete hermanas”

El mencionado término está relacionado por la mitología griega, pues señala que las pléyades son siete hermanas (hijas de Pleione y Atlas): Merope, Asterope, Selene, Taygeta, Maia, Alcyone y Electra.

Entre las cuestiones que hace destacar este cúmulo en particular, de los demás que existen y se establecen en el universo, es porque este es el más cercano que tiene nuestra Tierra. Sumado al hecho de que podemos visualizarlo bajo la contaminación de la ciudad e iluminación de la misma.

Esas estrellas que son posibles de ver incluso si el resplandor de la luna y la contaminación lumínica son fuertes, es porque se trata de gigantes azules que tienen un tamaño aproximado de cinco veces más grande que nuestro Sol.

Por supuesto que, al tener la oportunidad de divisarlas en un cielo nocturno despejado y lejos del alcance de iluminación (tanto natural como artificial), se dice que existen altas posibilidades de divisar las siete hermanas o incluso más.

¿Cuál es el origen de las siete hermanas?

Tal y como todas las estrellas de las galaxias existentes, incluyendo a la Vía Láctea, las Pléyades se originaron por una nube de polvo interestelar y gas.

Dicha nube llegó a acumular cierta materia en determinado punto del espacio, cuestión que luego conllevó a que incrementasen las partículas de materia, provocando que la distancia entre ellas mismas se redujera cada vez más.

Aunque la mencionada materia se acercaran una más a la otra, no significaba que estas se mantuvieran estáticas, ya que todo elemento de este tipo contiene energía cinética, lo que provoca que, cuando están cada vez más cercanas unas de otras, mandan presión para que puedan liberarse hasta expandirse.

Así que, la fuerza por la presión a expandirse, sumada a la contraria fuerza de gravedad, dan el paso a que el reactor nuclear de estos cuerpos se active y se transformen en hidrógeno.

Lo que en otras palabras significa que el encuentro de ambas fuerzas contrarias es la razón por la que se forman las estrellas y en este caso, las Pléyades.

¿Qué tipo de estrellas pueden observarse en las Pléyades?

En una oportunidad anterior, comentamos que este cúmulo es posible verlo aunque la presencia de contaminación lumínica sea abrumadora.

Ciertamente, se verá una cantidad limitada de estrellas por la misma contaminación, pero la verdad es que hay una cantidad más extensa de estrellas presentes en las Pléyades, de lo que nosotros podemos alcanzar a ver a simple vista.

  • Enanas blancas: su presencia es la prueba de remanentes de los cuerpos brillantes que están más avanzadas en su evolución.
  • Enanas marrones: no son exactamente estrellas debido a que su masa es baja como para activar el reactor central de energía que les proporcione la transformación  a un cuerpo brillante particular de las estrellas.
  • Estrellas jóvenes y medianas: son las de menos edad a diferencia de las dos anteriores, pero su color o destello azul las marca como uno de los cuerpos que más atractivo nos resulta, además de que estas estrellas azules las podemos observar cuando el cielo nocturno nos refleja las Pléyades.

¿Cuáles son las características que presentan las Pléyades?

En general, las características físicas de las Pléyades, así como las de cualquier otro cúmulo de la galaxia, suelen ser similares. Entre ellas se comprenden los siguientes datos:

  • Los cúmulos se ubican cerca de los brazos espirales dentro del plano de la galaxia. Se les denomina específicamente como cúmulos galácticos, ya que al referirse como cúmulos de galaxias, hace indicación a un grupo de mayor inmensidad.
  • Puesto a su radiación (que depende la masa inicial de los cuerpos) la composición es asemejada a la de nuestro Sol.
  • Las Pléyades, como el resto de cúmulos, normalmente mantienen forma irregular.
  • La acumulación de estos cuerpos brillantes se conforman, en su mayoría, de estrellas de mediana o joven edad.

¿Es posible encontrar las Pléyades en el cielo nocturno?

¡Sí, puedes encontrar Pléyades en cielo nocturno! Al ser un objeto o conjunto de cuerpos tan particular, ayuda a que podamos echar un vistazo al cielo durante la noche y logremos divisar las siete hermanas (o al menos algunas de ellas).

Te recomendamos hacerlo entre los últimos tres meses del año (octubre, noviembre y diciembre) y también en enero, ubicándote al hemisferio norte, que es donde mejor apreciación puede alcanzarse.

Luego, tendrás que identificar la constelación de Tauro, porque esta será una señal o indicación para encontrar las Pléyades. Una vez logres identificarla, deberás divisar la estrella roja Aldebarán, pues esta es la más brillante que tiene la constelación.

Dicha identificación no resulta complicada debido a que se aproxima a Orión y conforma al ojo o cabeza de Tauro.

Un dato curioso sobre el nombre de esta estrella es que su nombre proviene del árabe, lo que al llevarlo a nuestra lengua, da una traducción de “la que sigue”. Pues la mencionada referencia en su nombre, se hizo porque parece que va justo detrás de las siete hermanas.

Retomando con la ubicación de la estrella roja, solo necesitarás en este punto trazar una línea recta que pase la cabeza de Tauro y conseguirás las Pléyades.

¿Existe otra manera de encontrar las Pléyades?

Quizá para una considerable cantidad de personas nos resulte una tarea nada sencilla el asunto de divisar constelaciones, por muy sobresaliente que sea una estrella.

Es por ese motivo que algunas personas manifestaron que las Pléyades pueden visualizarse sin necesidad de buscar directamente su ubicación a través de Tauro.

Así que, la recomendación que señalan es primero ubicar al cinturón de Orión y después mantener la vista a los alrededores de dicha constelación, así puedes hallarlas de una vez sin necesidad de la cabeza del toro.

¿Por qué la creencia de una vista privilegiada?

En el primer punto mencionamos que las antiguas creencias decían que, si podías divisar las Pléyades, era porque tenías una vista privilegiada.

Y la razón de esto viene al caso debido a que, en la Antigua Grecia, ver el cielo nocturno hasta encontrar las siete hermanas (o incluso, solo seis de ellas) era una prueba de agudeza visual.

Entonces, si lograbas ver las siete o seis estrellas más brillantes del cúmulo, obtenías la creencia y reconocimiento de que tu visión era sobresaliente.

Deja un comentario

?>