Orfismo, naturaleza divina y mortal de la raza humana

¿Padre de las religiones actuales?

Orfismo, la trascendencia del alma ¿Cuál es la naturaleza que compone nuestra esencia?¿Cómo funciona la esencia del alma? Y quizás una de las más importantes, ¿cuál es nuestra principal razón para estar aquí?

Estas interrogantes han acompañado a la humanidad desde el más remoto principio de los tiempos, cuando nuestros ancestros primigenios quisieron interpretar o comprender los fenómenos bajo los cuales funcionaba el mundo que habitaban.

La necesidad de sentir que existe un motivo más allá que la sola supervivencia nos ha llevado a buscar respuestas. De allí nacen entonces las creencias, o religiones, que abrazamos con fe, para mantenernos de pie.

Uno de estos antiguos dogmas nace en la Antigua Grecia, específicamente en Tracia, entre los siglos VII y VI A. C  la cual  toma la figura de Orfeo como uno de sus más importantes representantes y profetas. El Orfismo, conocido también como “Misterios Órficos”.

Orfeo

Hijo de un dios y una musa, padre de los misterios

Orfeo nace de la unión del dios Apolo y la musa Calíope, heredando de ambos los dones de la música, la poesía y la magia.

A él se le atribuye, entre muchos mitos, el poder de controlar a las bestias y la naturaleza con su canto y el sonido de su lira.

Incluso opacó a las peligrosas sirenas y conmovió en corazón de Hades, dios del Inframundo, para que le devolviese a su amada Eurídice, muerta por la mordedura de una serpiente.

La única condición era que no mirase atrás en el camino a la superficie. Sin embargo, Orfeo se sintió impaciente ya al final del camino, y volvió la mirada, solo para ver que su amada desaparecía y volvía al reino de los muertos. Historia que por cierto me hace recordar a lo ocurrido en Sodoma y Gomorra, ¿recuerdan a la esposa de Lot?

Orfeo en el Hades

Astrología, magia y encantamientos

Pero Orfeo no solo fue notorio por sus muchas aventuras, como cuando viajó con los Argonautas en busca del vellocino de oro. También se le reconocía por ser uno de los pioneros en el arte de la medicina y la escritura, las cuales se dio a la tarea de enseñar a los hombres.

Además se destacó por sus conocimientos de astrología, magia y manejo de encantamientos, que según cuentan tenían como objetivo principal la purificación del alma.

Del mismo modo se le atribuye la creación del Orfismo, corriente religiosa que confrontó las creencias helénicas y de la cual fue el principal profeta. Este dogma se salpica además con los cultos a Apolo y Dionisio, para quienes también creó cultos.

Mapa Astral

El origen del Hombre

Según afirman las creencias, el dios Zeus mantuvo un romance con Perséfone (en otras versiones sería Sémele). De esta unión nació Dioniso Zagreo , destinado a ser heredero de su padre. Hera, esposa de Zeus, enfureció y ordenó a los Titanes que asesinaran a Dioniso. Debido a esto, Zeus enfurecido los fulminó con su rayo.

Del humo y las cenizas mezclados con la tierra surgió el hombre, en cuya naturaleza reposaba el pecado del crimen cometido. Sin embargo, dado que los gigantes habían comido la carne del joven dios, parte de su naturaleza divina se pasó a la raza naciente. De esta forma, los nuevos humanos albergaban un alma dentro de sus cuerpos mortales.

La naturaleza del hombre entonces se construye de una parte dionisíaca (divina) y otra titánica (violenta).

Estas son las bases más importantes sobre las cuales se construye el Orfismo.

Dioniso

La purificación del alma

Dicho esto, puntualizamos que uno de los aportes más grandes del Orfismo es precisamente el concepto del alma como parte inmortal del ser,. Esta debe encontrar su camino a la vida eterna mediante la purificación, la cual logrará mediante múltiples reencarnaciones, y rituales específicos.

Así, la constante transmigración del alma sería el camino para la expiación de las culpas. Luego enfrentaría el juicio en el que será castigada o bendecida con la unión eterna a la divinidad. Siempre dependiendo que a cuál de sus naturalezas ha dado más fuerza.

Siendo que Orfeo era firme adorador de Apolo y Dionisio, era de esperarse que esta religión estuviera compuesta por la influencia de ambos cultos. Apolo, considerando entre otras cualidades el dios de la purificación de los pecados del hombre. Y el origen de este último, según el culto a Dionisio.

Reencarnación

El Orfismo incluía rituales de iniciación y purificación

Para ser practicante de esta fe, eran necesarios rituales y requisitos a cumplirse con extrema obediencia.

Un hecho curioso es que, según los orfistas, el alma podría reencarnar en cualquier ser vivo. Por esta razón nunca debía derramarse sangre de ningún animal, ya que podría tratarse de un alma expiando las culpas cargadas.  

En consecuencia los iniciados debían practicar el vegetarianismo. Además, las ofrendas incluidas en las ceremonias constaban mayormente de frutos y tartas de miel, entre otras cosas.

Respetar y honrar los textos iniciáticos era de suma importancia, así como el uso de amuletos, ensalmos y conjuros era bastante frecuente. Las láminas de oro (Láminas áureas), por ejemplo, fueron halladas en las tumbas de varios practicantes, especialmente en Grecia y Creta. Estas contenían instrucciones precisas para el fallecido sobre cómo proceder en el “Más Allá”.  

Puede interesarte también La energía Kundalini

El bien y el mal

El Orfismo y las otras religiones

Alma inmortal, reencarnación y otras coincidencias

La inmortalidad del alma, su transmigración, su purificación y finalmente, la vida eterna, nos hace pensar de forma casi inmediata en otras religiones como el Judaísmo, Hinduismo y cristianismo.

Del mismo modo, el estilo de vida humilde, bajo los preceptos de equidad, respeto y honestidad se dan la mano con estas formas de fe. Incluso algunos rituales pueden asemejarse entre sí en los elementos que lo conforman (banquete, ofrenda, entre otros)

Pero esto no es lo único curioso. Mirando más bien antes de la existencia de Orfeo, encontramos a Osiris, dios de la mitología egipcia quien también regresó del reino de los muertos. Convertido en símbolo de la inmortalidad y se le atribuye la misión de evaluar la pureza del alma cuando esta es llamada al Juicio Final. (Orfeo se ubica en los años 700 A.C. mientras que Osiris data del 1500 A.C.)

Te invito a leer también Principios del Taoísmo

Purificación del alma

¿Otras similitudes?

El Orfismo es también una cosmogonía, lo que significa que da una explicación al origen del universo.

Según este dogma, Cronos crea el huevo del mundo (Huevo Cósmico), al cual divide en dos mitades (cielo y tierra). Luego, permite que se forme en este la vida, conformada por los primeros dioses. Entre ellos se destaca Zeus, quien salva a sus hermanos de ser devorados por su padre.  

Es decir, antes de la existencia de los seres humanos, hubo un paraíso, el cual se ve afectado y destruido luego ¿No les parece curioso?

Esta creencia tuvo gran influencia en grandes pensadores de la época, como Pitágoras, Aristóteles y Platón. Este último además hablaba de la tripartida del alma (alma dividida en tres) y estaba familiarizado con las Narraciones Órficas.

Por cierto, ¿sabías que existe también una corriente artística denominada “Orfismo”?

Please follow and like us:

2 comentarios en “Orfismo, naturaleza divina y mortal de la raza humana”

Deja un comentario

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)