Los misterios de Chernóbil: lo nunca develado sobre la ciudad nuclear

Los misterios de Chernóbil: lo nunca develado sobre la ciudad nuclear, tras el accidente del 26 de abril de 1986. Uno de los peores desastres del mundo, que ocurrió en la ciudad ucraniana de Prípiat (entonces parte de la URSS).

Hubo una explosión causada por un diseño defectuoso del reactor de la Central Nuclear de Chernóbil, que arrojó radiación al aire.

La ciudad de Prípiat fue evacuada y un total de 31 personas murieron como resultado inmediato del propio accidente, mientras que hasta 500.000 fueron afectadas.

En 2011, Prípiat se convirtió en una atracción turística, y tres décadas después, la ciudad fantasma sigue siendo captada por fotógrafos que toman imágenes inquietantes de juguetes abandonados y edificios en ruinas.

Los misterios de Chernóbil son un atractivo que ha suscitado toda una serie de conjeturas. La zona está rodeada de tradiciones y leyendas, desde fantasmas, mutantes de Chernobil y animales radiactivos hasta un extraño y ominoso pájaro negro que algunos creen que es el presagio del desastre.

Además de estas , encontrarás espeluznantes historias reales de personas y lugares que fueron víctimas de un catastrófico colapso nuclear.

los mitos de chernóbil
Parque de diversiones abandonado en Pripiat

Los misterios de Chernóbil y El pueblo enterrado de Kopachi

Tras la catástrofe de Chernóbil y la evacuación de los alrededores, se decidió enterrar la aldea de Kopachi, muy contaminada por la lluvia radiactiva, para reducir la radiación.

Se arrasó toda la ciudad, excepto dos edificios, y luego se enterraron los escombros.

Sin embargo, el entierro sólo empeoró la situación porque los productos químicos radioactivos se introdujeron en el nivel freático local.

Esto aseguró la contaminación del área por un tiempo mucho más largo de lo que hubiera ocurrido de otra manera.

Actualmente, el área está cubierta de pasto. Los únicos restos del pueblo son las señales de advertencia de radiación que marcan cada lugar donde se enterró un edificio. Paisaje que no hace mas que aumentar el atractivo por los misterios de Chernóbil.

El Samosely

Aunque la mayoría de la gente no soñaría con vivir en la zona de exclusión de Chernobyl, unas pocas personas, en su mayoría mujeres se mantienen obstinadamente décadas después de que ocurriera el desastre nuclear.

La gran mayoría de estas personas viven por lo menos a 10 kilómetros del reactor, pero su exposición a las toxinas radioactivas es todavía bastante alta.

La mayoría son ancianos que se negaron a ser reasentados y que optaron por arriesgarse por su cuenta.

Si bien el gobierno da cierto apoyo a los llamados Samosely (“autocolonos”), la mayoría de sus recursos provienen de la cría de sus propios animales, la caza y el cultivo de sus propias cosechas.

Muchos de los Samosely tienen ya más de setenta y ocho años. Pero quedan pocos porque muchos han muerto de viejos.

Por extraño que parezca, sus vidas han sido en promedio una o dos décadas más largas que las de las personas que aceptaron la reubicación y se mudaron a otros lugares.

los mitos de chernóbil
Edificios abandonados de Kopachi

Un experimento exitoso causó el accidente

El experimento con el Reactor No. 4 de Chernobyl que condujo directamente al desastre tenía en realidad el objetivo de aumentar la seguridad del reactor.

La central eléctrica de Chernóbil tenía generadores diesel que seguirían alimentando las bombas de refrigeración si el reactor mismo se desconectaba.

Pero había un lapso de un minuto entre la parada del reactor y el momento en que los generadores llegaban a la máxima potencia, un período inaceptable para los operadores de la central eléctrica.

La turbina se modificó para que siguiera girando después de una parada de la planta.

Sin aprobación, el director de la planta decidió realizar una prueba a escala real de esta característica de seguridad.

Sin embargo, durante la prueba, la potencia del reactor cayó muy por debajo del nivel esperado.

Debido al diseño del reactor RBMK, esto causó una creciente inestabilidad del reactor, que los sistemas automatizados contrarrestaron con éxito.

Aunque el experimento tuvo éxito, el propio reactor sufrió un pico de potencia, volando del techo del reactor.

Esto causó el desastre más significativo que jamás haya sufrido una central nuclear.

Los soviéticos intentaron usar robots para limpiar

La radiación mató a muchos hombres valientes durante y después de la limpieza de Chernobyl.

A pesar de que los soviéticos enviaron 60 robots para ayudar con la limpieza, los altos niveles de radioactividad frieron la electrónica de los robots.

Algunos de los robots eran resistentes a la radiación, pero el agua utilizada para descontaminarlos hizo que fallaran después de un solo uso.

Los robots que sobrevivieron fueron utilizados para el 10 por ciento de la limpieza, salvando a 500 personas de la exposición a la radiación.

Pero otros 5.000 trabajadores que limpiaron el desastre no tuvieron tanta suerte. Estados Unidos tenía robots que habrían funcionado mucho mejor en Chernobyl.

Pero la falta de cooperación entre la Unión Soviética y los Estados Unidos impidió que fueran llevados a Chernobyl.

contador geyger
Contador Geyger

La planta de energía continuó operando hasta el año 2000

Después de que terminaron los grandes esfuerzos de limpieza en Chernóbil, los soviéticos mantuvieron en funcionamiento los reactores restantes de la central de Chernóbil hasta la disolución de la Unión Soviética y la independencia de Ucrania.

En 1991, Ucrania afirmó que cerraría la central balcánica en 1993, pero la escasez crónica de energía y el conflicto con Rusia, la principal fuente externa de energía de Ucrania, convencieron al parlamento ucraniano de que retrasara el cierre de la central, que proporcionaba el 5% de la electricidad de Ucrania.

En 2000, 14 años después de la catástrofe de Chernóbil, el presidente de Ucrania decidió finalmente cerrar definitivamente Chernóbil tras intensas presiones de otras naciones y la promesa de mil millones de dólares para construir dos nuevos reactores nucleares.

Ya entonces, los trabajadores de la central protestaron por la decisión, ya que la última central quedó fuera de servicio.

El área del desastre se ha convertido en un santuario para los animales

Otro de los misterios de Chernóbil. Podríamos pensar que la zona de exclusión de Chernobyl, la gran área acordonada alrededor de la planta de energía de Chernóbil después del desastre, sería una especie de páramo nuclear.

En cambio, la zona se ha convertido en un santuario de fauna y flora de facto.

Como el hombre ya no los cazas, en la zona de exclusión han florecido todo tipo de animales salvajes, desde lobos hasta topillos y ciervos.

La radiación ha tenido algunos efectos negativos en la salud de esas poblaciones animales, como tasas más elevadas de ciertas enfermedades y algunas mutaciones genéticas.

Pero han pasado más de tres décadas desde el desastre y la radiación ha disminuido constantemente.

Los efectos negativos de la radiación son aparentemente menores que los efectos negativos de la presencia humana en la vida silvestre de un área.

los mitos de chernóbil
Fotos de archivo

Otro de los misterios de Chernóbil: El mito de los buzos suicidas

Este es otro de los misterios de Chernóbil que fue usado en la serie de HBO. Aunque los incendios de la explosión inicial se extinguieron pronto, el combustible fundido del reactor nuclear permaneció dentro de las ruinas del edificio del reactor y planteó una amenaza significativa en Chernobil.

Si el combustible fundido hubiera entrado en contacto con el agua de refrigeración que se encontraba debajo del reactor, la reacción resultante podría haber destruido toda la instalación de Chernobil.

Se cuenta que tres buzos voluntarios se aventuraron en el charco de agua que se encontraba debajo del reactor y lo drenaron ante la radiación letal, muriendo inmediatamente después pero salvando a millones más de la lluvia radioactiva.

La verdadera historia es más mundana: tres hombres entraron para abrir las válvulas de desagüe de la piscina, pero el agua del sótano del edificio sólo les llegaba a las rodillas.

Otros trabajadores habían ido antes que ellos para trazar un mapa de la radiación, así que estos hombres no estaban caminando hacia lo desconocido.

La válvula que drenaba el agua era fácil de encontrar, y los hombres completaron su tarea sin complicaciones.

Los hombres vivieron vidas completas sin morir por causas relacionadas con la radiación.

También te puede interesar: Cordillera del Himalaya: 10 datos misteriosos que no conocías

    Deja un comentario