Conoce los accidentes nucleares más desastrosos de la historia

Las plantas o centrales nucleares, pueden ser una opción de energía renovable pero también las protagonistas de los accidentes nucleares más desastrosos de la historia.

Después de la Segunda Guerra Mundial, países de todo el mundo comenzaron a desarrollar reactores nucleares para satisfacer las necesidades de energía civil. En el núcleo del reactor nuclear, el calor de la fisión o división de los átomos de uranio se utiliza para producir vapor.

Este vapor se utiliza para accionar una turbina para generar electricidad. Mientras que las reacciones nucleares producen enormes cantidades de energía y emiten pocos gases de efecto invernadero.

La energía nuclear ha sido una fuente de controversia entre los gobiernos, los expertos y el público. Una de las principales razones por las que la gente teme a la energía nuclear es la posibilidad de accidentes.

Reactores Nucleares

Este temor se alimenta generalmente de tres accidentes nucleares de alto perfil: Three Mile Island, Chernobyl y Fukushima Daiichi.

Cada uno de estos accidentes nucleares implicó una fusión parcial o total del núcleo. Una fusión del núcleo es cuando el núcleo del reactor se sobrecalienta severamente y no puede ser enfriado lo suficiente.

Sin embargo, cuando el núcleo del reactor se funde, se detiene la reacción; no hay posibilidad de una explosión atómica.

Si el núcleo del reactor está totalmente contenido, la mayor preocupación es si hay alguna liberación de aire o líquidos contaminados al medio ambiente.

Isla de las Tres Millas

El 28 de marzo de 1979, uno de los dos reactores de la planta de Three Mile Island (TMI) en Middletown, Pennsylvania, sufrió una fusión parcial.

La mitad del núcleo del reactor TMI-2 se derritió, lo que resultó en la liberación de una pequeña cantidad de gases radioactivos y de yodo en el medio ambiente.

Los estudios no han encontrado evidencia de consecuencias adversas para la salud y el medio ambiente.

Se detectaron niveles de radiación más altos en los sótanos de las casas de los alrededores donde había altos niveles de radón natural en el suelo.

El accidente fue el resultado de una combinación de deficiencias de diseño y averías de los componentes.

Un fallo mecánico o eléctrico impidió que el agua llegara a los generadores de vapor. Sin agua, los generadores de vapor no podían eliminar el calor del núcleo del reactor.

Esto eventualmente condujo a una acumulación de presión dentro del reactor y causó que los operadores abrieran la válvula piloto de alivio para aliviar la presión.

Esta válvula se atascó y resultó en una pérdida continua de refrigerante. En ausencia de refrigerante, el reactor se sobrecalentó y causó que la mitad del núcleo del reactor se derritiera.

Estos problemas se agravaron aún más por el error del personal.

En un momento dado, el personal asumió incorrectamente que una lectura de altos niveles de agua en el presurizado significaba que el núcleo estaba correctamente cubierto de agua.

En realidad, la planta estaba perdiendo refrigerante.

accidentes nucleares
Planta Nuclear de Pensilvania

Las cifras

Se estima que aproximadamente dos millones de personas que viven en los alrededores del TMI-2 recibieron una dosis media de radiación de aproximadamente un milirem por encima de la dosis de fondo habitual.

Un milirem es una unidad de dosis de radiación absorbida por el cuerpo humano.

Para poner esto en perspectiva, una radiografía de tórax tiene una dosis de aproximadamente seis milirem y el promedio de exposición anual en el área fue de aproximadamente 100-125 milirem.

En su entrevista en el sitio web del Proyecto Voces de Manhattan, el ingeniero William Lowe describió su trabajo en la sala de control durante el accidente de TMI.

Recordando la urgencia y el caos durante el accidente, Lowe recordó cómo George Kudrow, el director de soporte técnico, había estado despierto durante 38 horas tratando de averiguar lo que estaba sucediendo en la planta.

Central nuclear junto a un carretera

Chernóbil

El 26 de abril de 1986, la planta de Chernóbil de la Unión Soviética, cerca de Prípiat, Ucrania, experimentó uno de los peores accidentes nucleares de la historia.

El reactor de la planta en la Unidad 4 experimentó un aumento de potencia y una fusión total del reactor.

Junto con la fusión, hubo una explosión de vapor, que causó el colapso del techo del reactor y liberó sustancias radioactivas y productos de fisión a la atmósfera.

Estas partículas se propagaron a partes de Bielorrusia, Rusia y Ucrania.

El accidente de Chernóbil fue el resultado de los defectos de diseño de sus reactores y de un error humano.

El diseño del reactor soviético BolshoMoschchnosty Kanalny (RBMK) se utilizó para producir plutonio y energía eléctrica.

El reactor RBMK empleó una combinación de un moderador de grafito y refrigerante de agua.

Este diseño difiere de los reactores de agua en ebullición (BWR) y los reactores de agua presurizada (PWR) utilizados en los Estados Unidos.

Los BWR y PWR no usan grafito como moderador; en cambio, estos reactores usan agua como refrigerante y moderador. 

Estos factores de diseño, junto con la alta inestabilidad del reactor a baja potencia debido a su diseño de barra de control y al “coeficiente de vacío positivo”, condujeron al accidente.

accidentes nucleares
Lago contaminado en Chernóbil

No estaban preparados

La planta de Chernobyl también carecía de un plan de preparación de emergencia en caso de una emergencia de radiación.

A diferencia de los reactores nucleares estadounidenses, los reactores de Chernóbil no tenían ninguna estructura de contención protectora.

Durante el accidente de Three Mile Island, las estructuras de contención protectoras sobre el reactor ayudaron a evitar daños fuera de la planta.

Para contener el reactor de la Unidad 4, se construyó un gran “sarcófago” de hormigón que se colocó sobre el reactor en diciembre de 1986.

Esta estructura fue reemplazada el 29 de noviembre de 2016 con el Nuevo Confinamiento Seguro, una cubierta en forma de arco hecha de acero y concreto.

Se espera que la nueva cubierta dure los próximos 100 años.

Lee también: Contaminación del medio ambiente por la energía nuclear

Fukushima : uno de los accidentes nucleares mas terribles de la última década.

El más reciente de los tres accidentes, el de la planta de Fukushima Daiichi, ocurrió el 11 de marzo de 2011 en Fukushima, Japón, después de un enorme terremoto de 9.0 grados en la costa de Japón y el posterior tsunami.

Tras el terremoto, la planta de Fukushima Daiichi perdió toda la energía.

Los generadores de vapor y de baterías para los reactores de las unidades 1, 2 y 3 funcionaron durante varias horas, pero finalmente fallaron.

accidentes nucleares
Central nuclear de Fukushima

El tsunami dañó la refrigeración del reactor, los intercambiadores de calor de agua, los generadores, los interruptores eléctricos y las baterías de la instalación, lo que dejó a la planta sin energía eléctrica de emergencia.

Como resultado, los tres reactores se sobrecalentaron y cada uno de ellos sufrió al menos una fusión parcial del núcleo.

El aumento de la presión en los reactores también provocó algunas fugas de gas radiactivo e hidrógeno.

La acumulación de hidrógeno hizo que las unidades 1 a 4 explotaran. Las explosiones causaron mayores daños en los edificios y la liberación de material radiactivo de las Unidades 1 y 2.

Además de Fukushima Daiichi, otras dos plantas de energía nuclear se encontraban en el área afectada por el terremoto y el tsunami.

Legados de los accidentes nucleares

Aunque un estudio de Lancet de 2007 concluyó que la energía nuclear, comparada con otras fuentes de energía como el carbón, tiene uno de los niveles más bajos de emisiones de gases de efecto invernadero.

También posee los niveles más bajos de efectos directos sobre la salud, la energía nuclear sigue siendo controvertida debido a sus vínculos con estos accidentes de alto perfil y a sus orígenes históricos con la bomba atómica.

Si te interesó este artículo también puedes leer: Los misterios de Chernóbil: lo nunca develado sobre la ciudad nuclear

    Deja un comentario