Los 10 coleccionistas de arte más importantes del mundo

Los que están dispuestos a regalarse algo extraordinario saben que en la vida no cuenta ni el precio ni la cantidad. El valor solo se crea por el sentimiento que se tiene al perseguirlo. ¿Cómo y qué compra un gran coleccionista de arte? Conoce a los diez coleccionistas de arte más importantes del mundo:

1. François Pinault

Entró en un museo por primera vez a los 30 años. Hoy posee una de las mayores colecciones de arte del mundo. François Pinault reside en un palacio neorrenacentista en el centro de París.

La entrada del edificio está enmarcada por una colorida instalación de Daniel Buren. La sala de espera está llena de arte. Pinault, se ha convertido en el mayor coleccionista de nuestro tiempo, es un hombre pequeño, enérgico y elegantemente vestido que te ofrece un café y te dice que tiene poco tiempo. Es comprensible, hay mucho que hacer.

Coleccionista François Pinault

2 Patricia Phelps de Cisneros

Patricia Phelps de Cisneros nunca debería ser llamada coleccionista. «Creo que el término ‘coleccionista’ está anticuado», dice el mecenas de origen venezolano. «Cuando pienso en la palabra, me parece que hay una especie de sentimiento colonial de derecho: que el mundo está ahí para ser ayudado».

Coleccionista Patricia Phelps de Cisneros

En cambio, Cisneros y su marido, el empresario de medios de comunicación Gustavo Cisneros, se ven a sí mismos como administradores de sus selectos tesoros de arte latinoamericano. En los años 70, la pareja fundó la Colección Patricia Phelps de Cisneros, con sede en Nueva York y Caracas.

El objetivo de la fundación era informar a un público mundial sobre la diversidad, la sofisticación y la variedad del arte latinoamericano. Y esto en una época en la que su conocimiento no iba más allá de los pintores mexicanos Frida Kahlo y Diego Rivera.

Puedes leer: 12 artristas contemporáneos famosos)

En la actualidad, la colección se divide en cinco categorías de arte:

  1. Contemporáneo (que incluye obras de Javier Téllez, Jorge Pineda y Pia Camil),
  2. Moderno (especialmente abstracciones geométricas como las de Lygia Clark y Jesús Soto),
  3. Colonial (creado en Venezuela durante los periodos español y republicano),
  4. Artistas viajeros en Latinoamérica (pinturas de paisajes de artistas extranjeros desde 1638 hasta finales del siglo XIX) y
  5. La fascinante colección del Orinoco. La última categoría, que consiste en objetos etnográficos (máscaras y escritura) de los doce grupos indígenas a lo largo del río Orinoco. Cabe destacar que esta colección fue reunida durante tres décadas a través de expediciones familiares por los Cisneros.

3. Alice Walton

Alice Walton, heredera del imperio Walmart, compró su primera obra arte antes de llegar a la adolescencia. La cual le costó dos dólares, y fue una una reproducción del «Desnudo azul» de Picasso.

Desde entonces, ha ampliado su pasión por el coleccionismo y ha añadido un gran componente patriótico a todo ello. Se ha aficionado al arte estadounidense: desde «Kindred Spirits» de Asher Brown Durand (comprado por 35 millones de dólares en 2005) hasta la serigrafía de Dolly Parton de Andy Warhol.

Coleccionista Alice Walton

Pero en lugar de encerrar su extensa colección, Walton creó los Puentes de Cristal, un museo de 185.000 pies cuadrados cuya construcción costó, según se dice, 1.200 millones de dólares.

Situado en Bentonville -la ciudad natal del clan Walton-, los visitantes del museo encontrarán una colección estimada en 500 millones de dólares con Warhols, Rothkos y Pollocks, así como joyas históricas y un retrato de George Washington del pintor Gilbert Stuart de 1797.

Te puede interesar Las figuras y productos de Star Wars coleccionables

4. Natalia Kolodzei

Para Natalia Kolodzei, propietaria y gestora de la Colección Kolodzei, el arte es una tradición familiar. Posee 7.000 obras de más de 300 artistas individuales de Rusia y Europa del Este.

En los años setenta, Tatiana se sumergió de lleno en el movimiento moderno de vanguardia y coleccionó piezas de artistas que más tarde se convertirían en los más grandes de su país.

Coleccionista Natalia Kolodzei

Cuando Natalia se hizo cargo de la colección en 1998, mantuvo la tradición familiar y amplió gradualmente el alcance y la zona de captación de la colección. A través de su trabajo para la Fundación de Arte Kolodzei, que su madre fundó en 1991, poco después del colapso de la Unión Soviética, Natalia, que vive en Nueva York, también ha hecho accesible la colección de su familia a un público más amplio, presentando exposiciones en Europa y Estados Unidos.

5. León Negro

El financiero neoyorquino ya ha realizado más de una compra que ha acaparado titulares. Se calcula que su colección de arte está valorada en más de 750 millones de dólares.

Black es conocido por hacer ofertas récord por obras famosas, como la «Cabeza de musa» de Rafael, que compró por un récord de 47,9 millones de dólares en Christie’s en 2009. Pero su compra más impresionante se produjo en 2012, cuando supuestamente compró «El grito» de Edvard Munch en una subasta en Sotheby’s Nueva York.

Coleccionista León Negro

La oferta ganadora final fue de algo menos de 120 millones de dólares, estableciendo un récord en ese momento para la pintura más cara jamás vendida en una subasta. El propio Black aún no ha confirmado la compra de «El Grito».

Sin embargo, pocos meses después de la subasta, la obra llegó al Museo de Arte Moderno (MoMA). Curiosamente, Black forma parte del consejo de administración de este, así como del Museo Metropolitano de Arte y del Museo Judío.

6. Bernard Arnault

Cuando la Fundación Louis Vuitton abrió sus puertas en París, el museo de 143 millones de dólares, con su atrevido diseño de Frank Gehry y un conjunto de grandes obras de arte -desde «La Danza» de Henri Matisse hasta «Grillo» de Jean-Michel Basquiat– creó un gran revuelo.

Coleccionista Bernard Arnault

Para los conocedores de todo el mundo, la visión de la meticulosamente cultivada colección de Bernard Arnault fue emocionante. Apasionado coleccionista de arte, el director general del grupo de artículos de lujo LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton ha puesto su sello personal en la colección dotándola de obras de su colección privada y encargando obras originales.

Sin duda, los antecedentes de Arnault en el mundo de la moda le inspiraron a coleccionar arte. Pocas personas combinan estos dos mundos como él. Gracias a la influencia del director general, LVMH se ha convertido en un actor importante en el mundo del arte.

7. Edythe y Eli Broad

Para los Broads, Edythe empezó a coleccionar en 1963. Con su Chief Inspiration Officer, como Eli Broad llama cariñosamente a la mujer con la que lleva casado más de 60 años.

En 1963, Eli, que más tarde se hizo rico en el sector inmobiliario y de los seguros, decidió trasladar a la familia a Los Ángeles. Tras la mudanza, Edythe comenzó a explorar la escena artística de La Ciénaga Boulevard en torno a la Galería Ferus, donde Andy Warhol celebró su primera exposición individual de arte pop.

Coleccionistas Edythe y Eli Broad

Te puede interesar leer sobre el festival de Woodstock

«Recuerdo que pensé que esas latas de sopa quedarían muy bien en mi cocina», dice Edythe. «Pero me imaginé que Eli me comprometería si gastaba 100 dólares en un cuadro como este». Edythe hizo primero compras menores, entre ellas un póster de Toulouse-Lautrec que había llamado la atención de su marido.

«Eso también despertó su interés», dice Edythe. En 1972, la pareja compró su primera pieza importante, pagando 95.000 dólares por un Van Gogh, que más tarde cambiaron por «Untitled (Red Painting)», una rara pieza de 1964 de Robert Rauschenberg.

Hoy, su colección de 2.600 millones, compuesta por 2.000 piezas de más de 200 artistas, no tiene parangón. Poseen obras de artistas como Jean-Michel Basquiat, Keith Haring, Ellsworth Kelly, Jasper Johns, John Baldessari, Barbara Kruger, Jeff Koons y Kara Walker.

Además, los dos coleccionistas poseen 125 obras de Cindy Sherman, la mayor colección del mundo de la artista. Y, sí, la «Pequeña lata de sopa Campbell rota» de Warhol, de 1962, que compraron en 2006 por la suma récord de 11,7 millones de dólares, también está entre ellas.

8. David Geffen

David Geffen reconoce un talento cuando lo ve. El productor de cine y música ganó su primer millón a los 27 años, cuando trabajó como agente de la desconocida cantautora Laura Nyro. Sus sellos discográficos Asylum, Geffen y DGC han dado fama mundial a Linda Ronstadt, los Eagles, Crosby, Stills & Nash, Joni Mitchell, Guns N’ Roses y Nirvana, entre otros.

En 1994, cofundó DreamWorks con el director Steven Spielberg y el antiguo ejecutivo de Disney Jeffrey Katzenberg. Además, Geffen fue el productor de los megaéxitos «Cats» y «Dreamgirls» en Broadway. No es de extrañar, pues, que este hombre haya reunido una colección de arte sin parangón.

Coleccionista David Geffen

Tiene en su poder obras de Jackson Pollock, Mark Rothko, Barnett Newman, Willem de Kooning y Arshile Gorky.

En 2006, vendió dos de sus piezas más valiosas: El «Nº 5» de Pollock, de 1948, y «Mujer III» de De Kooning, por un total de 277 millones de dólares. Con un valor estimado de 2.300 millones, Geffen posee la mayor colección privada del mundo.

9. Ronald S. Lauder

El heredero de la fortuna de Estée Lauder fue embajador de Estados Unidos en Austria, fue candidato a la alcaldía de Nueva York y ha dirigido las negociaciones de paz entre Siria e Israel.

No es de extrañar, por tanto, que su colección de arte, que consta de más de 4.000 piezas individuales y se estima en más de mil millones de dólares, sea muy variada.

Coleccionista Ronald S. Lauder

Las piezas de la Colección Ronald S. Lauder abarcan desde el siglo III a.C. hasta el siglo XX. Incluyen armaduras y arte de la Edad Media, pinturas de los antiguos maestros, arte decorativo de Venecia, dibujos y piezas de artistas modernos y contemporáneos como Wassily Kandinsky, Pablo Picasso y Gerhard Richter.

Fundó la New Gallery en Manhattan. Desde 2001, la majestuosa mansión de principios del siglo XX es un lugar deslumbrante para ver una selección de las mejores obras de Klimt, Kirchner, Kubin y otros.

10. Jochen Zeitz

El amor de Jochen Zeitz por África floreció hace unas tres décadas, cuando visitó la sabana de Kenia por primera vez. «Eso fue en 1989, y yo estaba en mi primer safari. Fue simplemente inspirador», dice Zeitz, que fue director general de la marca deportiva Puma durante 18 años.

Su amor por África pronto se convirtió en una pasión por el arte del continente.

Coleccionista Jochen Zeitz

En 2002, fundó la Colección Zeitz, que se ha convertido en una de las mayores colecciones de arte contemporáneo de África. Incluye piezas de artistas de renombre internacional como William Kentridge, Chris Ofili y Kudzanai Chiurai.

Luego, en 2013, abrió el Segera Retreat, un alojamiento de safari en Kenia que alberga más de 150 piezas de su colección.

En la actualidad, Zeitz está trabajando en el que quizá sea su mayor servicio creativo a África: el Museo Zeitz de Arte Contemporáneo de África en Ciudad del Cabo.

Todos estos grandes coleccionistas están dando su aporte cultural al mundo, ¿Qué te han parecido estas colecciones? Déjanos tu comentario.

Deja un comentario

?>