Woodstock: ¿Un Experimento Social de Masa?

Tres días de paz, amor y música. Tres días que cambiaron la historia de la contracultura Hippie. Woodstock se convirtió en una experiencia inolvidable incluso cincuenta años después. Fue considerado uno de los mejores eventos de la época y un festival pacífico, aunque no se llevó sin problemas. Fue un momento inolvidable para aquellos que estaban en contra del odio, la guerra, la represión, la discriminación y que buscan refrescar el mundo.

Festival Woodstock 1969

El Festival Woodstock

Fue una idea originada por Joel Rosenman, Artie Kornfeld, John Roberts y Michael Lang. La idea original era crear un festival en Woodstock, en el estado de Nueva York, pero por problemas decidió hacerse en una granja alquilada por Max Yasgur en Bethel y contaba con más de 200 hectáreas.

El evento fue llevado a cabo entre el 15 y 18 de agosto de 1969. Inicialmente se vendieron alrededor de 186 mil entradas por 18 dólares cada uno, sin embargo, a causa de diferentes eventualidades diversas personas comenzaron a saltar las vallas y terminó siendo un festival gratuito. Se estimaban solo 50 mil personas y llegaron alrededor de 500 mil, aunque en verdad, no existe una cifra exacta.

Todo se paralizó durante ese fin de semana, el tráfico era terrible. Hubo artistas que cancelaron por no poder llegar, algunos decidieron dejar los autos a mitad de la autopista e ir caminando. A pesar de que el primer día hubo escasez de comida, el ejército decidió donar comida, agua y sándwiches. Fue un festival perfecto lleno de imperfecciones, donde, casualmente, no existieron situaciones de violencia y se mantuvo como un evento pacífico de inicio a final.

Contracultura Hippie Woodstock

¿Qué representaba el festival Woodstock para la época?

Eran tiempos muy difíciles. Aún estaba la guerra de Vietnam, el hombre había ido a la luna y había muchas protestas sobre los derechos civiles de las personas de color. Aquel festival significaba un llamado por parte de la humanidad para buscar transmitir un mensaje de paz y amor.

Fue un momento único en que las masas. A pesar de las dificultades sanitarias y de escasez de comida que se vivieron en el festival, siempre optaron por los caminos pacíficos, demostrando así su posición respecto a los conflictos mundiales.

Uno de las presentaciones más impactantes fue la de Jimi Hendrix; quien dijo que su actitud agresiva al tocar la guitarra significaba la ira que sentía con respecto a la guerra de Vietnam. Este fue el cantante que cerró el festival el lunes por la mañana.

El público de Woodstock fue ejemplo de que los tiempos estaban cambiando. Uno de los inversionistas Michael Lang que visualizaba todo desde un helicóptero, se dio cuenta de que muchos de los que asistieron al evento se quedaron para limpiar los residuos; la basura que estos acumulaban formaban el símbolo de paz.

Jimi Hendrix

¿Cómo influyó el mal tiempo en el festival?

El clima durante Woodstock no fue el mejor, debido a que la tormenta ocasionó mucho lodo por todos lados, pero esto no impidió a los asistentes a que siguieran disfrutando. Pues, se estima que alrededor de un 90% de los que asistieron al evento se encontraban drogados, incluidos los cantantes.

El festival sirvió para darle a entender al mundo lo que significaba hacer el amor y no la guerra. Incluso, a pesar de una muerte por sobredosis y otra por atropellamiento, hubo nacimientos dentro de la granja que les dieron un aire de libertad y felicidad a todos.

Por lo que incluso, el dueño de la granja, Max Yasgur, se encontraba tan conmocionado por toda la situación que se expresó ante todos en el escenario con las siguientes palabras:

Lo importante que has demostrado al mundo es que medio millón de niños, y los llamo niños porque tengo niños que son ¡más viejo que tú, medio millón de jóvenes pueden reunirse y pasar tres días de diversión y música y no tener nada más que diversión y música y que Dios te bendiga por eso!”

Festival Woostock 1969

Woodstock: Un Experimento Social de Masa

Woodstock rápidamente se convirtió en el sinónimo de sexo, LSD y rock´nroll, sin embargo, todo comenzó mucho antes de 1969. La CIA en 1950 comenzó a hacer experimentos sobre la reacción de las drogas en las personas, con ayuda de traficantes y productores. Hay testimonios de antiguos agentes de la CIA que afirman que la idea era poder controlar a los contra-cultura y la nueva izquierda.

Si bien es cierto, en 1953 la CIA y el FBI para defenderse contra los ataques de extranjeros hicieron que los científicos forjaran experimentos con el nuevo ácido. Sabían que el LSD iba a poder llevar con éxito los espionajes; por lo que ese mismo año se llevó a cabo uno de los programas de manipulación más grande: MK-Ultra.

Las primeras pruebas de los ácidos se hicieron en personas que terminaron suicidándose al estar tan enloquecidas, también en prisioneros, enfermos mentales, militares y hasta prostitutas para poder atraer más clientes y también drogarlos. Todo esto pocos años después de que en 1959 explotara la juventud rebelde. Sin embargo, la CIA siempre estuvo a un paso por delante, al infiltrar en todos los grupos de Hippies a algún agente.

La CIA siempre tuvo como objetivo usar los ácidos como armas políticas y sociales, querían manipular y controlar los pensamientos de las personas. Así, haciendo creer a las personas que eran libres, cuando en verdad solo lo hacían para mitigar el impacto que podía tener la nueva izquierda. Gran parte de ellos se reunieron aquel fin de semana en Woodstock.

También, si te interesa leer: Las 7 Maravillas del Mundo 2020

Woodstock

La CIA junto la ayuda del instituto Tavistock (quien era considerado el mayor instituto mundial de control mental y era financiado por la familia Rockefeller) decidió experimentar con la mente de quienes asistirían al festival Woodstock.

La contracultura hippie era un peligro para el gobierno de los Estados Unidos, pues tenían un pensamiento de Nueva Izquierda. Por ello, los proyectos y futuros experimentos fueron planificados con mucha antelación. El gobernador del estado de NY era Nelson Rockefeller, familia que financiaba el instituto Tavistock, por eso fue más fácil para la CIA infiltrarse y repartir LSD.

La música y las drogas, resultaban útiles y efectivas para aturdir los pensamientos de la población. Durante tres días seguidos los asistentes de Woodstock estuvieron sometidos a alucinógenos previamente escogidos por científicos.

Incluso, el New York Time, afirmó que un portavoz del festival contó que un desconocido quien en el momento era agente del MK-Ultra, se subió al escenario. Este dijo: “está circulando un ácido, no es venenoso, pero si lo consideran venenoso solo tomen media tableta, no tengan miedo”.

La escasez de comida en el festival, los problemas sanitarios y el tráfico paralizado en el festival fueron consideradas como la clave del experimento. Era necesario evitar que las personas se alejaran del lugar, siguieran en trance y permanecieran en Woodstock hasta el último día.

La idea final de hacer este proyecto era: crear una generación de norteamericanos dóciles y dispuestos a seguir bajo las órdenes de las elites. Su mayor objetivo era crear por medio de la cultura pop una promoción de sentimientos de alineación, disfuncionalidad, ruptura de familias. También, era importante crear frustraciones para el desarrollo y alcance del éxito, para así permanecer con el control de la sociedad.

También, si te interesa leer: Entrar en Trance

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)