¡Por fin! Los medicamentos eficaces para bajar de peso

Los medicamentos recetados pueden ser la clave para bajar de peso en caso de que una determinada dieta alimentaria y el ejercicio no logren los objetivos que estableces con respecto a la pérdida de peso.

Es por esa misma razón que comentaremos sobre aquellos medicamentos que pueden ayudar en los objetivos para bajar de peso. No olvidemos que para lograr con certeza la pérdida de peso, lo ideal es disciplinarnos con una dieta acompañada de complementos (cómo los medicamentos) y un mínimo de treinta minutos de actividad física. Esos tres factores serán las llaves a la disminución de peso en la manera más natural posible.

¿Es recomendable el consumo de este tipo de medicamentos?

La respuesta a cualquier duda sobre medicamentos que consideres consumir para la mejora del estado del organismo, podrá dártela correctamente un profesional de la salud.

En esta ocasión, tampoco hay excepciones. Una consulta médica determinará si eres un candidato a indicaciones del consumo de medicamentos para que promueva la pérdida de peso.

El doctor se encargará de realizar una evaluación sobre el estado saludable del organismo, así como indagará sobre antecedentes familiares en relación con problemas de salud. Posteriormente, el médico conversará sobre los aportes positivos y negativos que pueda conllevar el consumo de esos medicamentos prescritos para bajar de peso.

Resulta indispensable tener presente que no todo medicamento es apto para cualquier paciente. Algunas de esos remedios o medicamentos no pueden administrarse a mujeres que estén amamantando o incluso, en periodo de gestación.

La efectividad de los medicamentos para la pérdida de peso

En comparación con lo que resulta una disminución en el peso corporal de la persona mediante placebos, los medicamentos recetados por médicos para uso mayor de 12 semanas (uso a largo plazo) dan significativos resultados en la pérdida de peso del paciente.

Queriendo decir que, un cambio de malos hábitos (alimentarios, físicos, etc.) puede conllevar a que bajes de peso, pero el complemento de los medicamentos a esas mejoras del estilo de vida, evidenciarán un cambio mayor.

Dieta alimenticia con complemento de medicamentos para la pérdida de peso

Hablándolo con números de referencia, puede que la pérdida del 3% al 7% de la grasa corporal se logre en un periodo de un año completo solo tomando los métodos de mejora en hábitos diarios. Ahora, sumando el consumo de los medicamentos a la mejora del estilo de vida, puede que se trate de un 5 a 10%.

Elevando notablemente los niveles de pérdida de peso que conllevan a otros beneficios de la salud (disminución de la presión arterial, triglicéridos y glucosa en la sangre, mejora en estado anímico, resistencia física, entre otros) aunque se vea como una cantidad pequeña del porcentaje. 

Medicamentos verificados para la pérdida de peso

Antes de comentar sobre los medicamentos aprobados para la disminución de peso, es necesario tomar en cuenta algunos puntos relacionados con dichos fármacos.

Cada uno puede presentar efectos secundarios leves que, con el pasar del tiempo, pueden reducirse y no ser gran molestia para el paciente. La posibilidad de que esos efectos secundarios se tornen graves, siempre está latente, por lo que hay que ser precavidos y mantener al día el control médico.

Por otro lado, cuando se trata de medicamentos para bajar de peso, por lo general sus costos son elevados y quizá para muchas personas, poco asequibles. En suma, en varios casos los seguros médicos no llegan a cubrir este tipo de fármaco, así que si quieres asegurarte entonces consulta con la empresa sobre la cobertura.

Por otro lado, hay casos donde una vez que finaliza el tratamiento por medicamentos que ayuden a la pérdida de peso corporal, las personas vuelven a recuperarlo. De allí la importancia a establecer mejores hábitos alimenticios sin dejar a un lado el ejercicio físico.

Hasta la actualidad, existen cuatro medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para el consumo destinado a la pérdida de peso mediante un consumo a largo plazo.

Los siguientes medicamentos a mencionar, tiene un punto en común que es la sensación rápida de saciedad y disminución de apetito. Puede que alguno de estos medicamentos produzca ambos factores. 

Orlistat

Este es el único medicamento que no aumenta la sensación de llenura y tampoco baja el apetito, pues su trabajo se relaciona es a la absorción de la grasa corporal. Se puede encontrar en una presentación en fórmula de menor intensidad que puede adquirirse sin un recetario médico.

Es probable que el médico le sugiera una dieta de pocas grasas al momento de que comience el consumo de dicho remedio. El Orlistat suele provocar efectos secundarios que van desde heces blandas a molestias gastrointestinales.

Bupropión-naltrexona

En esta referencia estamos señalando a un medicamento combinado. Se trata de un antidepresivo (bupropión) que fomenta el descarte del consumo del tabaco o cigarrillo, al tratarse de un antidepresivo cuenta con la advertencia con el riesgo de suicidio. La naltrexona es recetado para tratar problemas de alcoholismo y opiáceos.

El consumo de estos medicamentos combinados es riesgoso para el incremento de la presión arterial, así que será necesario de un control médico en cuanto inicie con el tratamiento. Estos también pueden generar efectos secundarios comunes como dolores de cabeza consecuentes, náuseas y estreñimiento.

Fentermina-topiramato

Este nombre se le da de igual manera a la combinación de dos fármacos, la fentermina para la pérdida de peso y el topiramato como un anticonvulsivo. El primer medicamento puede alcanzar efectos similares a la anfetamina, convirtiéndolo en un fármaco adictivo.

Además de eso, es uno de los medicamentos autorizados para el consumo a corto plazo con indicaciones de consumo para la pérdida de peso, hay otros cuatro fármacos que pertenecen a este grupo que no puede recetarse generalmente.

En consecuente, puede llevar a efectos secundarios un poco más serios que los anteriores medicamentos mencionados. Pues, puede provocar aumento de presión arterial y cardíaca, nerviosismo e insomnio, estreñimientos. Por su parte, el topiramato eleva el riesgo en defectos congénitos.

Liraglutida

Este medicamento se diferencia de todos los anteriores por el método de administración, pues se ejecuta por inyecciones. Su fin es regular la diabetes, pero los pacientes recetados por liraglutida se ven afectados por las fuertes náuseas que produce el medicamento.

¿Cuándo saber que debo bajar de peso?

Lo primero a mencionar sobre esta incógnita es que la pérdida de peso debe ser por un asunto de salud, no por estética. Al momento de incrementar el peso corporal, estamos poniendo en riesgo a nuestro organismo sobre patologías que, en el peor de los casos, puede costar la propia vida.

Así que, con cada número perdido en el peso, el cuerpo estará liberándose de enfermedades. Recuperará el estado saludable que debe mantener para una buena calidad de vida.

De los beneficios más apreciados por pacientes que logran una necesaria pérdida de peso, está:

  • La mejora de la memoria.
  • Regulación o control de la hipertensión.
  • Notable incremento de autoestima, así como la mejora en el estado de ánimo.
  • Resistencia y mejora del sistema inmunológico, pues podrá trabajar mejor.
  • Reduce el riesgo de padecer diabetes.
  • Disminuye los episodios de insomnio.

Llegar a los objetivos requiere de disciplina por la dedicación y tiempo que se da para el cambio. Pero, la recompensa en la mejora de nuestra salud lo convierte en algo que vale totalmente la pena.

Deja un comentario

?>