La queimada, el conjuro y la receta

La queimada, el conjuro y la receta viene de Tradiciones ancestrales con toque de magia. La queimada es uno de los tantos rituales del fuego y es una tradición que mezcla lo pagano y lo misterioso con un brebaje mágico. Un ritual es un conjunto de normas para realizar una ceremonia, con el cual logramos focalizar la energía. Por otra parte, el fuego tiene una poderosa fuerza del universo ya que se expande ampliamente y nos da luz y calor. Asimismo el Fuego es purificador y ayuda a lograr el equilibrio.

La queimada, el conjuro y la receta

La Queimada, el conjuro y la receta

¿Qué es la Queimada?

Es una bebida alcohólica de origen gallego, la cual se dice que tiene propiedades curativas y a su vez unida a un conjuro se dice que da protección contra maleficios y mantiene alejados a los espíritus malignos.

¿Que es el Conjuro?

El conjuro es un grupo de palabras que conforman una fórmula mágica con la cual se busca hacer hechizos e invocar a una divinidad o alguna fuerza sobrenatural para pedir que intervenga para alejar los malos espíritus. Son realizados por un Brujo o Bruja, o por un sacerdote y pueden se pueden  usar en la magia Blanca o en la  Magia Negra. Es decir, que un conjuro puede perjudicar o favorecer según sea su objetivo.

Te interesará leer:   Calendario Gregoriano, los 10 días que no existieron y otros cambios

Cual es el origen de la Queimada, el Conjuro y la receta

Origen Celta

Se dice que el origen de la queimada se remonta a la época de los Celtas, quienes vivieron en la Europa central y occidental entre el siglo VIII y el siglo I  a.c. Por consiguiente los Celtas dejaron como herencia sus petroglifos en la comunidad gallega, donde se destaca el Trisquel, el cual representa el agua, el fuego y la tierra. La tradición de la queimada fusiona los tres elementos representados en el Trisquel, que son la Tierra, el agua y el fuego. Por otra parte, la tierra está representada por el recipiente de barro donde se hace la queimada, el agua está representada por el aguardiente. Y entre estos elementos danza con libertad el fuego.

Origen Arabe

El Profesor de Prehistoria Carlos Alonso Del Real  de la Universidad Santiago de Compostela, afirmó en 1972, ya que para destilar el aguardiente para la queimada era necesario el alambique. El alambique es de origen árabe, y data de la edad media, en el siglo XII o XIII, además, su principal ingrediente, que es el azúcar de caña, fue introducido por los árabes en la península ibérica, en la edad media. Por tanto el origen de la Queimada es de la época Medieval.

Posteriormente, el antropólogo Xosé Manuel González, aseveró que en Galicia se tomaba el aguardiente sin destilar y se usaba para curar catarro. También afirma que para el año 1950 aproximadamente, los gallegos que vivían en el exterior, empezaron a tomar esta bebida en fiestas y después de comer.. En estas reuniones se acostumbró a acompañar la queimada con conjuros, lo cual se extendió rápidamente. Para el año 1955, el alfarero de Galicia, Tito Freire, creó los recipientes de barro cocido con patas donde se acostumbra a preparar esta bebida.

La queimada, el conjuro y la receta

Tradición de la Queimada, el conjuro y la receta

La Queimada

La preparación de la Queimada va acompañada de un ritual para alejar los malos espíritus y a las meigas  que acechan a hombres y mujeres. La queimada se prepara en cualquier celebración, bien sea en una fiesta, en una reunión familiar o de amigos.

El mejor momento para la queimada es en la oscuridad de la noche, las personas se reúnen alrededor de la queimada y con esto se logra levantar el corazón y estrechar los lazos entre las personas. El toque final consiste en levantar el cucharón con el líquido en llamas y se va dejando caer poco a poco en el recipiente mientras se dice el conjuro.

Te gustará leer:   Mitología nórdica, dioses de los guerreros vikingos

La receta e Ingredientes

Los ingredientes

Los Ingredientes para la queimada son principalmente aguardiente y azúcar, a lo que se le puede agregar la concha de un limón o de naranja. Otras personas le agregan otros ingredientes, tales como, trozos de manzanas o uvas, granos de café,entre otros.

La Receta

La queimada, el conjuro y la receta

La queimada se realiza en un recipiente de barro con patas, donde se agrega el aguardiente y el azúcar en una proporción de 120 grs. por cada litro de aguardiente. En este momento también se agrega la ralladura de limón o naranja. 

Asimismo, se coloca en un cucharón, con el cual se removerá la queimada, el aguardiente con azúcar en los bordes y se prende fuego. Este cucharón prendido en fuego se lleva al recipiente de barro donde se prepara la queimada y se mantiene hasta que se encienda toda la superficie. Se mantiene removiendo la sustancia lentamente, y se deja que suban las llamas y que hagan cascadas.

Posteriormente, se coloca azúcar en el cucharón y este se coloca sobre la queimada hasta que se derrita y forme un caramelo, y luego se vertirá sobre el fuego  y se remueve.

Se mantendrá removiendo hasta que se apague el fuego o solo queden los bordes del recipiente con llamas. Cuando se empiece a apagar la llama, es el momento en que se rezará el conjuro.

La queimada se servirá caliente.

El conjuro

El conjuro de la queimada, fue creado en el año 1967 en Vigo por Mariano Marcos Abalo. Este conjuro fue creado para una fiesta de flores que se hacía en un barco decomisado en el puerto de la ciudad. En 1974 Mariano Marcos Abalo le agrega al conjuro palabras que hacían referencia a Satán y a Belcebú.

El conjuro se recita durante la preparación de la queimada para alejar los malos espíritus. Existen varias versiones de conjuro, a continuación uno de ellos:

Conjuro

Búhos, lechuzas, sapos y brujas;

Demonios, duendes y diablos;

espíritus de las vegas llenas de niebla,

cuervos, salamandras y hechiceras;

rabo erguido de gato negro

y todos los hechizos de las curanderas…

Podridos leños agujereados,

hogar de gusanos y alimañas,

fuego de la Santa Compaña,

mal de ojo, negros maleficios;

hedor de los muertos, truenos y rayos;

hocico de sátiro y pata de conejo;

ladrar de zorro, rabo de marta,

aullido de perro, pregonero de la muerte…

Pecadora lengua de mala mujer

casada con un hombre viejo;

Averno de Satán y Belcebú,

fuego de cadáveres ardientes,

fuegos fatuos de la noche de San Silvestre,

cuerpos mutilados de los indecentes,

y pedos de los infernales culos…

Rugir del mar embravecido,

presagio de naufragios,

vientre estéril de mujer soltera,

maullar de gatos en busca gatas en celo,

melena sucia de cabra mal parida

y cuernos retorcidos de castrón…

Con este cazo

elevaré las llamas de este fuego

similar al del Infierno

y las brujas quedarán purificadas

de todas sus maldades.

Algunas huirán

a caballo de sus escobas

para irse a sumergir

en el mar de Finisterre.

¡Escuchad! ¡Escuchad estos rugidos…!

Son las brujas que se están purificando

en estas llamas espirituales…

Y cuando este delicioso brebaje

baje por nuestras gargantas,

también todos nosotros quedaremos libres

de los males de nuestra alma

y de todo maleficio.

¡Fuerzas del aire, tierra, mar y fuego!

a vosotros hago esta llamada:

si es verdad que tenéis más poder

que los humanos,

limpiad de maldades nuestra tierra

y haced que aquí y ahora

los espíritus de los amigos ausentes

compartan con nosotros esta queimada.

La queimada, el conjuro y la receta

La queimada es una tradición gallega que nos envuelve en lo mágico durante su preparación y conjuro. Además, la representación de los tres elementos, tiene propiedades curativas, purifica el cuerpo y nos limpia de los malos espíritus

Please follow and like us:

    Deja un comentario

    error

    Enjoy this blog? Please spread the word :)