El mitridatismo y sus consecuencias

El mitridatismo es la resistencia o inmunidad adquirida, ante los efectos de un veneno o sustancia tóxica, gracias al consumo de pequeñas dosis de dicho veneno o sustancia, a lo largo del tiempo, de forma progresiva.

Es importante señalar que las dosis iniciales de veneno deben ser pequeñas, incapaces de causar daño, y progresivamente se va aumentando.

Su nombre proviene, del Rey de Ponto Mitrídates VI “El Grande”. Quien vivió en Grecia y fue considerado uno de los enemigos más grandes de Roma.

Origen del mitridatismo

El mitridatismo y sus consecuencias

El origen del mitridatismo se remonta al siglo I a.C. Cuenta la leyenda que Mitrídates VI siendo muy niño aún, su padre murió víctima de envenenamiento. Para poder salvaguardar su vida, le tocó huir. Vivió un buen tiempo como nómada, mientras planificó su regreso.

Al volver, Mitrídates contaba con solo veinte años de edad. Preparó su llegada el trono, encarcelando a su madre Gespaepyris y asesinado a su hermano Mitrídrates Chrestos. Para luego desposar a su hermana Laodice.

Quizá el hecho de haber perdido a su padre por envenenamiento, hizo que Mitrídates sintiera la necesidad de inmunizarse: “El miedo a morir de la misma forma”.

Mitrídates fue un ser despiadado y un enemigo feroz. Cometió muchos actos de crueldad. Actos que le hicieron ganar el repudio de todos los que le rodeaban. Incluso, llegó a recibir varios intentos de envenenamiento, con la intención de matarlo.

Consciente de estos ataques, Mitrídates decidió comenzar a ingerir pequeñas dosis de venenos, de forma sistemática. Claro está, antes hacía que los prisioneros y order cymbalta online las dosis para tener seguridad de que la cantidad era la adecuada, y no representaba un daño mortal.

Además, se dedicó a buscar antídotos para los venenos o tóxicos que ingería. El procedimiento era el mismo: Usaba a los esclavos o prisioneros, les daba el antídoto antes o después de darles el veneno.

Gracias a esta práctica, a Mitrídates se le atribuye el descubrimiento de una serie de remedios o curas contra una cantidad importante de tóxicos.

Sin embargo, el que le hizo ganar gran fama y reputación fue el mithridatium. Este consistía, en una muy elaborada fórmula, que logró preparar con la asistencia de su médico de cámara.

¿Qué es el Mithridatium?

El mitridatismo y sus consecuencias
Mithridatium

El mithridatium, mitridato o antídoto de Mitrídates, cuenta con alrededor de cincuenta y cuatro componentes. Entre ellos se encuentran: el aceite de víboras, el opio y el agárico.

El mitridatismo lo logró el Rey Mitrídates con la ingesta diaria del mithridatium o mitridato. Y consiguió probar su eficacia, cuando al ser vencido por Pompeyo, intentó envenenarse, lo que no fue posible al ser resistente a los venenos.

Esta inmunidad le ocasionó a Mitrídates una muerte más sanguinaria de la que esperaba. Ya que al no tener el veneno el efecto deseado, ordenó a uno de sus más leales soldados que lo matara con su espada.

Otros dicen, que después de su intento fallido de suicidarse con veneno, recurrió a un mercenario para que este acabase con su vida.

Efectos del mitridatismo

El mitridatismo no es una práctica que se considere como favorable si no tiene un fin u objetivo práctico. Es decir, el costo a pagar por la práctica del mitridatismo es bastante elevando en comparación al beneficio recibido, si no se hace por un fin establecido.

Podemos conseguir casos en los que practicar el mitridatismo es favorable. El beneficio vendría determinado por el fin mismo de la práctica.

Los casos en los que se considera favorable son:

  • Empleados de zoológico
  • Cuidadores de animales venenosos
  • Investigadores y científicos involucrados con venenos
  • Artistas de circo con espectáculos donde manipulen animales venenosos

¿Es efectivo el mitridatismo?

Un caso conocido de mitridatismo es el de Bill Haast, quien se encargó de extraer el veneno de las víboras desde muy temprana edad.

El mitridatismo y sus consecuencias
Bill Haast

Laboró en el Serpentario de la ciudad de Miami-Florida, y realizaba el acto de extracción de veneno frente a un público que pagaba por verlo.

En el Serpentario de Miami, se produce veneno de víboras para la investigación y aplicación médico-sanitaria. 

Otro caso es el de Steve Ludwin, músico de origen británico. Quien, durante al menos treinta años, ha estado inyectándose veneno de las víboras más letales. Esto lo ha hecho como un aporte para el desarrollo de un suero contra las mordeduras de serpientes.

A pesar de que esto ha implicado en ciertos momentos un gran riesgo para la salud de Ludwin, un grupo importante de científicos ha podido, partiendo de los anticuerpos producidos por su sistema inmunológico, elaborar dicho suero. 

Consecuencias del mitridatismo

El impacto que cause los venenos, dependerá de la forma de ingerirse. En el caso de Mitrídates, usaba básicamente toxinas de origen biológico, conocidos como tóxicos.

Entre estas toxinas o sustancias tóxicas están:

  • Ponzoñas: se activan al contacto con la piel o las mucosas
  • Venenos: se activan al entrar al torrente sanguíneo, deben ser inyectados

De acuerdo con esto, se infiere que beber veneno no es peligroso a menos que existan heridas o erosiones en el tubo digestivo que faciliten la entrada del veneno al torrente sanguíneo.

Las toxinas están compuestas por moléculas de proteínas, que debido a su estructura pueden unirse a otras y así activar diversas funciones en el organismo.

Es por esto, que en ocasiones las proteínas de un determinado veneno, pueden generar daños al organismo. Bien sea por su nivel de intensidad o por lo inoportuno de su ocurrencia.

Claro está, el cuerpo humano es capaz de detectar y atacar las sustancias desconocidas por él. Es lo que conocemos como inmunidad celular o humoral.

Esta inmunidad consiste en el ataque del sistema inmunológico a la sustancia tóxica, mediante la liberación de anticuerpos.

El desarrollo de esta inmunidad es la que le permite a quienes se dedican a manipular serpientes, resistir sus mordeduras, ya que han recibido más dosis que el resto de las personas.

No obstante, los antídotos para las mordeduras de víboras u otros especímenes venenosos, son por lo general, suero cargado de anticuerpos. Y en la mayoría de los casos, se obtienen luego de inyectar la toxina en otros animales.

El que exista un antídoto hace superfluo el exponerse a los peligros que puede causar el “mitridatismo”. Esto no le resta valor o importancia al “mitridatismo”.

Solo que no tiene sentido asumir un riesgo por algo que puede hacerse de otra forma, sin comprometer la salud.  

Veamos aquí algunos de los riesgos que implican la exposición a una “inadecuada” dosis de veneno:

  • El veneno de la cobra de agua afecta las células nerviosas
  • El resto de las cobras y la cascabel causan necrosis del tejido, por lo que puede llegar a perderse un miembro del cuerpo
  • La mamba negra, posee una toxina capaz de dañar el sistema nervioso periférico

Por eso, las prácticas del “mitridatismo” de algunos exponentes que se han sometido a mordeduras de serpientes venenosas o se han inyectado dosis de venenos, son cuestionadas por investigadores científicos.

El término “mitridatismo” también ha tenido una connotación metafórica. Cuando nos referimos a una persona para decir que es inmune a algún evento negativo a consecuencia de haber estado muchas veces en dicha situación.

Podemos decir que Mitrídates “El Grande”, el “Rey de Ponto”, no se imaginó que su dedicación a experimentar con sustancias tóxicas, derivarían en el “mitridatismo”.

Y que esta hazaña estaría por encima de su vida militar, de conquistador y de enemigo brutal.

¿Te ha gustado nuestra publicación? Síguenos para más contenido, y recuerda ¡comparte en tus redes sociales!

Recomendado: Descubre qué es medicina nuclear y conoce sus grandes avances

Deja un comentario

?>