Constelaciones Familiares y Psicoterapia Sistémica

Vivimos en un mundo en donde los duelos, las separaciones y difíciles relaciones familiares son problemas que nos acompañan generación tras generación. Sin embargo, lograr enfrentarlos no es solo un trabajo en nosotros mismos (Psicoterapia Sistémica), sino también en aquello que nos rodea, aceptando de dónde venimos y estando dispuestos a construir nuestra propia historia, honrando nuestras raíces y aceptando que ellos nos han ayudado a ser lo que somos hoy.

¿Qué es la Terapia Sistémica?

Es definida como una rama de la psicología que nos permite comprender los distintos sistemas en los que nos desenvolvemos cada día, entendiendo a su vez que sistema es aquel grupo de personas con las que interactuamos y cuyos comportamientos afectan en nuestras actitudes, nos inculcan valores e influyen en nuestra toma de decisiones.

La terapia sistémica busca entender la importancia de las relaciones de un individuo con el mundo, en cómo estas afectan tanto negativa como positivamente en su conducta. Para la psicoterapia sistémica la familia resulta el núcleo de los sistemas; de dónde venimos y nuestras raíces son la razón de lo que somos hoy. Las amistades y compañeros son los sistemas externos, de los cuales aprendemos y adquirimos diversos aprendizajes sobre la vida y de ellos expandimos nuestro sistema familiar.

Este tipo de psicoterapia diagnostica los entes de los sistemas del individuo que provocan dificultades más allá de sí mismos, entendiendo que los errores no son propios sino de cómo ha venido funcionando su sistema y los problemas que este ha cargado de forma inconsciente.  

Constelaciones Familiares y la Psicoterapia Sistémica

¿Cómo funciona una sesión de Psicoterapia Sistémica?

Todo inicia con la familia. Esa es la base para poder diagnosticar el porqué de los comportamientos del paciente, para ello es necesario que esté dispuesto a ampliar su mirada y cambiar su enfoque. Se requiere de una sensibilidad especial para interconectarse, comprender la realidad y la profundidad de su comportamiento sin tomarlo como culpas individuales; ampliar la mirada es ir más allá de lo evidente respetando los procesos emocionales del paciente.

Hay que analizar en qué posición del sistema se encuentra el individuo para ir descartando opciones y llegar al origen de los problemas. Para ello es necesario modificar posiciones entre los individuos que conforman sus sistemas, tratando de respetar siempre la jerarquía y reconociendo lo que se es, para así, aceptarlo.

Órdenes del Amor según Bert Hellinger

Bert Hellinger es un Filósofo y psicoanalista alemán, creó su propio método de psicoterapia fenomenológica y sistémica, dentro del enfoque de las terapias humanistas breves y del existencialismo: las Constelaciones Familiares.

Para entender la jerarquía de un sistema familiar lo hacemos mediante los órdenes del amor, que son las leyes de la conciencia sistemática que gobiernan el sistema de todo ser humano. Este nos ayuda a comprender los fenómenos que se presenten en medio de las terapias, estableciendo así una teoría a partir de las observaciones.

También te puede interesar: Psicología positiva: concepto y orígenes

Bert Hellinger explica que existe un orden ya establecido, por lo que dice: “la observancia es un orden superior de amor; amor que nos obliga a someternos con humildad a nuestro propio destino”.

El orden va ligado de la humildad y admitir lo que se es; el orden nos obliga a reconocer y aceptar el lugar al que pertenecemos en nuestros sistemas familiares y entender que siempre existirá una jerarquía que debemos honrar y respetar para poder mirar hacia delante y comenzar nuestras propias historias.

Constelaciones Familiares y la Psicoterapia Sistémica

Principios de los órdenes del amor

Bert Hellinger afirma que hay tres principios fundamentales en los órdenes del amor

Pertenencia

Es la que define la necesidad básica del individuo de sentir que pertenece a una familia o a un sistema y nace entonces la construcción de su identidad y autoestima; el sentido de pertenencia influye en todas las áreas de su vida, por eso, cuando ocurre una exclusión de amor, el individuo suele perder sus ánimos y esto marca un antes y un después en su vida.

Jerarquía

La jerarquía es el orden de la paz en la vida de cualquier individuo. Reconocer nuestra posición en el sistema familiar es importante, ya que una transgresión tiene como consecuencia el fracaso. El individuo de forma inconsciente se posiciona por encima de los padres e incluso abuelos, con o sin amor, esto ocasiona incluso una muerte prematura.

Cuando se posiciona por encima de personas que están detrás de nosotros en la jerarquía, se tiende a cargar con peso que no nos pertenece. Lo mismo sucede en otros sistemas, como organizaciones, donde se llevan a cabo responsabilidades que no son nuestras solo por complacer a otros, tratando de ser un héroe.

Equilibrio entre el dar y el tomar

La felicidad de una relación depende de lo que se da y lo que se toma. El equilibrio es el intercambio en los sistemas humanos. Esta interacción se inicia y se mantiene por el hecho de tomar y dar, regulándose por la necesidad de todos los miembros de un sistema de llegar a un equilibrio justo.

Este es uno de los más impactantes principios según Bert Hellinger, debido a que siempre va acompañado de la satisfacción de ver como otros toman lo que das y la alegría que hay cuando recibimos algo a cambio aun cuando no lo esperamos. Aunque este equilibrio es fundamental en las familias, los padres e hijos no cumplen con este principio porque son ellos quienes les dan la vida y es algo que no se puede devolver.

Conclusión

Nunca está mal querer sanar nuestras heridas. Asistir a un psicólogo o un terapeuta sistémico nos sirve para entender que el pasado es importante solo en la medida en que se conecta con el presente, honramos a quienes están detrás de nosotros y eso nos permite escribir una nueva historia. El cómo siempre será más importante que el por qué y el trabajo será en función de nuestra relación con el mundo.

La terapia sistémica es recomendada a cualquier persona, familia o pareja que presente problemas o dificultades psicológicas, que tenga bloqueos en su desarrollo y que sienta que algo impide su avance hacia una vida de éxito y amor, sin esperar un diagnóstico médico o una etiqueta, sino esperando un aumento de su confianza y libertad.  

Te puede interesar también: ¿Qué son los seres interdimensionales?

 

Please follow and like us:

    Deja un comentario

    error

    Enjoy this blog? Please spread the word :)