Cómo hacer un tríptico en 8 sencillos pasos

El tríptico es una forma agradable y ligera de presentar información, dejando una buena impresión, que además mantenga fresca nuestras ideas en la mente del público que queremos conquistar.

Este consiste en una hoja plegada de forma que obtenemos tres paneles de información por cada una de las caras. El contenido de cada panel debe ser conciso y al mismo tiempo jugar con el diseño de forma tal que podamos incluir imágenes, colores y más, donde encontremos datos como el objetivo del proyecto y los contactos de interés.

Es por ello que el tríptico se ha convertido en una herramienta informativa importante, que incluso ha evolucionado es sus diseños llegando a ser bastante creativos. Ahora bien, ¿qué debe llevar un tríptico?

Esa es una respuesta que podremos explorar a continuación, descubriendo qué es lo que necesitamos para hacer un tríptico en unos pocos pasos.

Puedes usar plantillas gratuitas para tu tríptico

¿Qué información debe llevar un tríptico?

Antes de comenzar a diseñar un tríptico, es importante preparar la información que plasmaremos en este. Una vez que sepamos exactamente cuál es nuestro contenido, podremos proceder a diseñar cómo lo presentaremos.

Ahora bien, aunque nos apremie la necesidad de contar todo sobre nuestro proyecto, debemos recordar que el tríptico cuenta con un espacio determinado, por lo que debemos elegir con conciencia, de manera que nuestro resumen genere interés mientras responde de tramadol online espana, las preguntas más importantes.

Calcula que, para que la presentación sea ligera, seguramente querrás incluir algunas imágenes, así que toma eso en cuenta cuando realices el cálculo del espacio para la información.

¿Cuál es tu público?

Mientras preparas el contenido, no olvides considerar a quién va dirigido tu proyecto. ¿Se trata de viajes y turismo? ¿Es sobre cursos y especializaciones? ¿Ofreces un servicio? ¿A quién? Imagina que eres el público al que quieres llegar y piensa qué y cómo te gustaría que te dieran esa información.
Te invito a leer 5 Estilos Populares de Diseño de Interiores en 2021

Elige una paleta de colores agradable y llamativa

Selecciona unas buenas imágenes

Dependiendo del diseño, lo más recomendado es incluir algunas imágenes. Estas van íntimamente ligadas al contenido, pues en algunos casos serán incluso un complemento del mismo, por ejemplo si es un tríptico sobre viajes, debe incluir algunas fotos de los posibles parajes a visitar.

El logo que identifica el proyecto debe estar presente, por supuesto. Primeramente en la cara principal del tríptico, y si es posible, en el reverso.   Y no olvides revisar la calidad de las imágenes.

Elige un tamaño para tu tríptico

El tamaño va muy ligado al diseño, ya que dependiendo de la cantidad y tipo de información se recomienda uno u otro.

Por lo general, los trípticos que por su contenido requieren más imágenes, eligen tamaños más grandes, mientras que los pequeños pueden ser incluso la mitad del tamaño de una hoja carta.

Toma en cuenta que una de las cosas que hace al tríptico tan funcional es precisamente que las personas pueden llevarlo cómodamente. Si se trata de una información que entregarás en un evento, querrás que sea atractiva y fácil de guardar para tus posibles clientes.

Coloca solo la información más relevante en tu tríptico

La forma no siempre es rectangular

Puedes dejar volar tu imaginación y elegir un diseño con otras formas geométricas, que resulten atractivas y originales. Eso sí, toma en cuenta que algunas opciones pueden reducir el espacio del contenido.

Es momento de diseñar

Una vez que has organizado tu información y tus imágenes, es momento de ser creativo. Puedes tomar algunas plantillas de internet para darte una base o pasar directamente a algún programa de diseño como Adobe Indesign. O si te sientes más cómodo, puedes trabajar en Microsoft Word.

 Lo primero es vaciar la información. Recuerda colocar suficientes títulos para separar las secciones y resaltar en negrita tus frases clave. También puedes resaltar algunos textos que consideres importantes para darle algo de vida a tu texto.

Podría interesarte La Casa de Muñecas de la Reina Isabel

Encajando las imágenes en el tríptico

Ya con el texto distribuido es momento de jugar con las imágenes. Lo primero que debes tomar en cuenta es que debe haber un buen margen entre las mismas y el texto, para no saturar.

Selecciona una paleta de colores atractiva para que puedas complementar tu tríptico, añadiendo márgenes, cuadros de texto, y más. Asegúrate de que todo tenga un sentido y combinación agradables a la vista.

Una última revisión

Aunque sientas que estás listo, todo proyecto merece una última revisión, en el caso de un tríptico, antes de hacer la primera prueba de impresión.

Haz un chequeo doble de ortografía y confirma que esas serán las imágenes y colores definitivos. Y no olvides verificar que cada cosa está en el lugar correcto, especialmente los datos de contacto, que preferiblemente deben ir en la cara posterior del tríptico.  

Imprime un tríptico de prueba

Cuando te sientas completamente satisfecho, es momento de hacer una primera prueba de impresión. Usualmente se usa una impresora común y papel bond para que tengamos una idea del resultado final, antes de enviarlo oficialmente a la imprenta.

En esta prueba confirmarás la calidad de las imágenes, la intensidad del color y lo más importante, qué tan asertivo es el producto final.

Puedes elegir todo tipo de formas para tu tríptico

No temas hacer algunos cambios

Si luego de hacer las revisiones y la prueba de impresión, sientes que tu tríptico requiere algunos cambios, no temas tomar la batuta y rediseñar tu producto.

Recuerda que es muy importante que te sientas completamente satisfecho con lo que refleja el tríptico, pues es la imagen que se llevará tu público a casa y que les permitirá refrescar todo lo referente al proyecto que deseas ofrecer.

¿Por qué presentar un tríptico?

Como ya hemos mencionado, el tríptico es una forma fresca de presentar información de interés, que permite a nuestro público llevarse a casa lo más esencial del producto que queremos ofrecer.

Gracias a que permite una buena variedad de presentaciones y diseños, y a su tamaño práctico y cómodo para los posibles clientes, esta forma de publicidad ha ido ganando popularidad, aún hoy en este mundo modernizado y tecnológico.

Es por ello que lo vemos presente en todo tipo de ámbitos desde los salones de clase de primaria hasta presentados por grandes empresas dentro de los eventos de gran asistencia.

Deja un comentario

?>