Las ciudades más de moda en Europa para hacer una escapadita

Todo el mundo tiene derecho a descansar y relajarse. Por lo tanto, de vez en cuando merece la pena escapar de las obligaciones y las responsabilidades para cargar las pilas. Una idea espléndida es viajar a una ciudad europea con buen ambiente y muchos sitios de interés. ¿Cuáles son las ciudades más de moda en Europa? ¿A dónde te recomendamos viajar?

Dresde, Alemania

Dresde es una ciudad de Alemania oriental. Una de sus principales ventajas es que reúne la mayoría de puntos de interés en un espacio reducido. Por lo tanto, puedes buscar alojamiento en el centro y no tendrás que ingeniártelas con el transporte para visitar cada zona interesante. En esta ciudad no te puedes perder la fábrica de Volkswagen.

No solo es un lugar donde se fabrican coches, sino que también organizan eventos culturales, festivales, exposiciones y conciertos. Así que si te gustan estos acontecimientos, no te aburrirás en la Gläserne Manufaktur (Fábrica de Cristal). Cerca se encuentra el parque Großer Garten. Son jardines de estilo francés que se inauguraron hace más de 300 años. Es un lugar fantástico para sacar fotos de recuerdo.

Puedes atravesar el parque en un ferrocarril de vía estrecha y visitar un palacio barroco parcialmente reconstruido. A poca distancia se encuentra la famosa lechería Pfund, que entró en el Libro Guinness de los Récords como la lechería más hermosa del mundo. Es un lugar maravilloso en el que también podrás comprar productos lácteos. Por lo tanto, merece la pena tener en cuenta los préstamos rápidos. Pueden venirte bien si quieres llevar a todos tus amigos algún recuerdo de Dresde. 

Budapest, Hungría

Si a Budapest se le llama el París de Centroeuropa es por algo. Es una ciudad que rebosa vida durante todo el día. Si te gusta pasarlo bien en discotecas de moda o descubrir perlas arquitectónicas, no hay ninguna ciudad del mundo que reúna ambas cosas como Budapest. Lo más recomendable es dividir la visita en dos partes, una por cada zona de la ciudad. Al fin y al cabo, Buda y Pest eran simplemente dos ciudades vecinas hasta el siglo XIX. Para empezar, dirígete al edificio del Parlamento, la Plaza de los Héroes y la Basílica de San Esteban.

Si tienes suerte, igual te encuentras un mercadillo. Entonces tienes que aprovechar para probar las delicias locales y maravillarte con la artesanía. Pero en Budapest no te puedes olvidar de lo más importante: una travesía por el Danubio. Desde el río, la ciudad se ve espectacular. Después de la travesía, ve a tomar unas cervezas a los Ruin pubs del VII Distrito. Son pubs dentro de edificios en ruinas, de ahí su nombre. Los hay más de tomar una birra de tranquis, de comer y también de fiesta, claro.

Praga, República Checa

Si te encanta la cerveza, Praga es el destino perfecto para ti. ¡Pero recuerda! No salgas de casa sin un préstamo rápido, ya que en esta ciudad te dejarás una fortuna degustando distintos tipos de cervezas en bares y pubs. Lógicamente, reserva también algo de tiempo para turistear. Los lugares que debes tachar de tu lista son la Plaza de la Ciudad Vieja, la Plaza de Venceslao, el Puente de Carlos y el Castillo. Esta ciudad tiene un ambiente fantástico durante todo el día, así que no te quepa dura que no te aburrirás.

Deja un comentario

?>