La piedra filosofal es ¿realidad o fantasía?

La piedra filosofal es un elemento de la legendaria alquimia, y como su principal atribución se cree que transforma metales comunes como el plomo o el hierro, en oro o plata.

Además, también se le considera el elixir de la vida, fuente de la juventud eterna y de la inmortalidad.

Para la alquimia, la piedra filosofal es la pieza principal de sus creencias místicas. Representa la perfección, la luz y felicidad divina.

Piedra filosofal

Historia de la piedra filosofal

Se cree que la piedra filosofal se originó con Adán, quien recibió todo el conocimiento de la mano directa del Dios creador. Y que luego, este conocimiento se divulgó a través de los patriarcas bíblicos a cambio de larga vida.  

También se relaciona la piedra filosofal con la historia bíblica descrita en el Salmo 118:22:  

“la piedra que desecharon los constructores ha llegado a ser la piedra angular”

Origen

Sin embargo, las bases teóricas asignan el origen de la piedra filosofal, a la filosofía griega. Posteriormente, los alquimistas en el proceso de creación de la piedra filosofal, usaron los elementos clásicos, aunados al concepto de “ánima mundi” o el “alma del mundo.

De acuerdo a Platón, los cuatro elementos tienen un origen común, conocido como “primera cuestión”, y se le relaciona con el caos. Primera cuestión en la alquimia es como se le llama a la prima materia o materia prima de donde se parte para la creación de la piedra filosofal.

Piedra filosofal
Los cuatro elementos

Por esta razón, la “primera cuestión” mantuvo su importancia a lo largo del tiempo, refiriéndose a ella como la “primera cuestión de todo”.

¿Qué es la alquimia?

En la ciencia, se define como una práctica “protocientífica”, y una doctrina filosófica compuesta por la mezcla de elementos de diversas disciplinas. Tales como: medicina, química, física, metalurgia, semiótica, arte, misticismo y espiritualismo.

Su práctica se ubica en las regiones del Antiguo Egipto, Persia, India, Mesopotamia, Antigua Grecia, China, Imperios romanos e islámico. Se extendió al continente europeo, en donde su doctrina se ha esparcido en una serie de centros de enseñanza, desde hace unos 2500 años.

Actualmente, los historiadores interesados en ciencia y filosofía, se han interesado también en la alquimia, pero no sólo como ciencia. Sus características artísticas, místicas y esotéricas también han llamado su atención.

A partir de la alquimia, se sucedieron muchas de las ciencias que hoy día conocemos. Muchas de sus prácticas, elementos, herramientas sirvieron de bases esenciales para los sectores de las industrias metalúrgicas y químicas actuales.

Pese a la diversidad de formas en la que puede presentarse la alquimia, popularmente al referirse a ella, en películas, historias o espectáculos, se habla de la propiedad de transformar metales básicos en oro.

También se le relaciona directamente con la búsqueda de la eterna juventud y la inmortalidad, a través de la piedra filosofal

Sin embargo, en el plano espiritual la alquimia dictaba a sus practicantes, los alquimistas, purificarse a través de la oración y el ayuno. Es decir, transformar su alma antes de convertir los metales en oro. 

Hallazgos de la piedra filosofal  

Época Media

Entre las teorías de la creación de la “piedra filosofal” está la del alquimista Jabir Ibn Hayyan, quien se encargó de analizar los elementos clásicos cotejándolos con los cuatro principios fundamentales:

  • Fuego: caliente, seco
  • Tierra: fría, seca
  • Agua: fría, húmeda
  • Aire: caliente, húmedo

Su conclusión fue, que los metales eran producto de la mezcla de los elementos, y que un metal podía transformarse si se alteraba el orden de las cualidades básicas que lo conformaban.

Se cree que en esta transformación intervenía una sustancia, que llegó a conocerse como “elixir”, además de un polvo seco color rojo llamado “azufre rojo”, derivado de una antigua piedra: “la piedra filosofal”.

Piedra filosofal

Jabir afirmaba en su teoría, que en algunas aleaciones minerales era posible que se encontraran camuflados el oro y la plata. Y que con el procedimiento químico correcto podían ser extraídos.

Posteriormente surgieron debates que desmentían tal teoría sobre la transmutación de sustancias.

Otra “historia” narra, que Alberto Magno, filósofo y científico del siglo XIII, descubrió la “piedra filosofal”, y poco antes de morir la transfirió a su discípulo Tomás de Aquino.

Época Moderna

Para el siglo XVII, se tiene el símbolo alquímico de la creación de la piedra filosofal, conocido como “Cuadratura del círculo”.

Paracelso, alquimista suizo del siglo XVI, creía en la existencia de un elemento “no descubierto”, del cual derivaban los elementos naturales: tierra, aire, agua y fuego. Lo reconocía como la “piedra filosofal”.

Época contemporánea

El conocimiento moderno señala que el oro no se puede “crear”. Puede ser extraído o procesado desde una roca, pero, no es creado porque ya está presente en la roca.

Se parte de la creencia, que tanto el oro como muchos de los elementos pesados son producto del impacto de estrellas de neutrones.  

La piedra filosofal y las religiones

La piedra filosofal ha reunido a lo largo de los años distintas vertientes y puntos de vista. Desde la parte religiosa, podemos ver como religiones como el budismo y el hinduismo la contemplan, y la denominan como Chintamani.

Piedra filosofal
Chintamani

En el budismo, el Chintamani o piedra filosofal, se le ve como una joya, una gran perla luminosa que es capaz de conceder deseos a quien la posea. Además, tienen la creencia de que el Chintamani otorga sabiduría plena.

Mientras que, en el hinduismo, Chintamani o piedra filosofal, se le relaciona con las deidades Visnú y Ganesha. Un sabio indio, relacionó la piedra filosofal como el camino en el ser interno del hombre en la búsqueda de la inmortalidad divina.

Para el cristianismo, vimos como es mencionada en el Salmo 118:22, al hablar de la piedra desechada en el Templo de Salomón.

Atribuciones de la piedra filosofal

Son muchas las historias de magia y misticismo que han tenido a la piedra filosofal como protagonista principal. De allí que también sean muchas las atribuciones que le han sido conferidas.

Su principal atribución es convertir metales pesados en oro y plata, también transformar cristales comunes en piedras preciosas y diamantes.

Además de estas atribuciones, se considera que la piedra filosofal puede:

  • Ser la cura para todas las enfermedades
  • Otorgar vida eterna
  • Proporcionar la eterna juventud
  • Crear lámparas de fuego perpetuo
  • Revivir las plantas muertas
  • Crear vidrio maleable o flexible
  • Clonar a los seres vivos

Composición de la piedra filosofal

A lo largo de los años, la piedra filosofal ha recibido diversidad de nombres y de atribuciones. Por lo que su composición y origen no están claros, y se manejan diversas teorías.

Una versión exotérica considera que es una mezcla de metales, plantas, rocas, así como de compuestos químicos y elementos corporales, tales como huevos, orina, pelo. Con un añadido mítico, conocido como el carmot.

La versión esotérica se inclina más hacia un concepto interior, descartando la mezcla de componentes.

Actualmente, existen escuelas de pensamiento espagíricas, químicas y esotéricas dedicadas a dar nuevas interpretaciones a la creación y atribuciones de la piedra filosofal.  

Sin embargo, la versión sobre su creación que cobra más fuerza es el proceso alquímico conocido como el Magnum Opus o La Gran Obra.

Generalmente, se manifiesta su creación como una sucesión de variaciones de color o procesos químicos. Cuando estos cambios se representan en color, se dice que el proceso pasa por cuatro fases, conocidas como:

  • Nigredo,
  • Albedo
  • Citrinitas
  • Rubedo.

Pero, si se representan en procesos químicos, se estiman de siete a doce etapas culminado con la multiplicación y proyección.

¿Cómo se fabrica la piedra filosofal?

Si hay algo que ha caracterizado a los escritos de la alquimia, es que el lenguaje usado resulta un tanto confuso. Quizá sea así, con la clara intención de confundir a toda aquel que quiera construir la piedra filosofal.

Sin embargo, de acuerdo a lo señalado en el Mutus Liber o Libro Mudo, para construir la piedra se necesita:

  • Base: Pirita o alguna tierra con abundancia de hierro
  • Ácido tartárico: Este se extrae del árbol de la encina
  • Rocío: Presente en algunas plantas, en una época especial del año

La mezcla de estos tres ingredientes da como resultado lo que se conoce como el “azufre filosofal” o “mercurio de los filósofos”.

Eterna juventud y vida eterna

El “elixir de la vida eterna” se consigue dejando en remojo la piedra en una cantidad de líquido. Posteriormente, la persona que busque la vida eterna debe beber un pequeño sorbo de este líquido.

¿Qué efectos causaría?

Los creyentes en este mágico elixir, creen que antes de que surja un cuerpo rejuvenecido, sano y fuerte, el cuerpo debe pasar por un proceso de transformación en el que pierde cabello, uñas y todo el pelo que cubre su cuerpo.  

Este nuevo cuerpo “inmortal” no necesitaría de alimentos para mantenerse.

¿Serán ciertas todas las propiedades que le atribuyen a la piedra filosofal? ¡Sería maravilloso contar con un remedio para todos los males del cuerpo!

Y tú qué crees, será la piedra filosofal ¿realidad o fantasía? Síguenos para más contenido, y recuerda ¡comparte en tus redes sociales!

Te puede interesar: Espagiria: alquimia vegetal

Deja un comentario

?>