Deja Vu, ¿sabes qué es y por qué sucede? ¡Descúbrelo aquí!

El “Deja Vu” es como las personas llaman a esa sensación de haber vivido una situación específica en su vida, aunque en realidad estén experimentándola por primera vez. Al menos esta es la primera explicación que se le da a este fenómeno que ha despertado la curiosidad tanto de la comunidad científica como de los amantes de lo paranormal

Esta sensación es extremadamente frecuente, incluso se puede llegar a asegurar que casi todo el mundo ha vivido un deja vu más de una vez en la vida. Ahora bien, la gran pregunta sigue abierta y el debate cada vez más complejo. ¿Por qué sucede?

Estudios científicos revelan que el posible origen se encuentre en un fallo de memoria, mientras tanto, los esotéricos tienen más de una explicación para este fenómeno. Y en el medio estamos todos, deseosos de conocer más acerca de este misterio que parece acomodarse como un puente entre lo comprobable y lo suponible.

Deja vu es esa sensación de que “esto ya lo has vivido”

Los científicos explican el deja vu como un fallo de memoria

Según la comunidad científica, el deja vu es un fallo en la interpretación de la memoria de las imágenes, sensaciones y emociones, que se encuentran en el momento presente. De acuerdo con esta opinión, nuestro cerebro encuentra similitudes entre las percepciones actuales y algunas que encuentre en su “banco de recuerdos”.

Es decir, que si visitamos un lugar por primera vez, pero este comparte una estructura de colores y distribución geográfica o arquitectónica similar a una localidad conocida, inmediatamente tendremos la sensación de haber estado allí anteriormente. ¡Deja vu!

Hay que mencionar que la expresión “deja vu” proviene del francés y significa concretamente “ya visto”. Y que fue propuesta por Émile Boirac (1851-1917), quien describe este fenómeno en su libro “El Futuro de las Ciencias Psíquicas”, y más de un siglo después, sigue siendo un tema de amplio interés.

Un experimento arroja posibles pruebas

Anne Cleary, Jason Nomi y Anthony Ryals, reconocidos representantes de la comunidad científica, se propusieron comprobar la teoría del “fallo de memoria” para dar una explicación al fenómeno del deja vu.

Para ello realizaron un sencillo experimento, que bien podría considerarse que entraba dentro de lo que es la neurociencia cognitiva, y en el cual se mostraron un conjunto de imágenes a un grupo de personas. Estas escenas tenían una estructura específica dentro de la composición y allí era donde estaba el truco.

En un segundo lote de imágenes, se mostró una selección completamente nueva, pero con una estructura similar a la anterior. Por poner un ejemplo gráfico, digamos que en una imagen encontramos una esquina con un árbol delgado y elevado y en otra imagen una esquina con un faro alto. La similitud de ambas hará que al encontrarse frente a la segunda se dispare una sensación de deja vu.

La ciencia afirma que sucede por un fallo de memoria

¿Por qué sucede esto?

En nuestro cerebro, cuando evocamos un recuerdo, de manera consciente o no, se activa el circuito ubicado en el lóbulo temporal. Entonces, al encontrarnos frente a una imagen similar a la que está en nuestra memoria, activamos esta misma región cerebral, pero en realidad no existe tal vivencia. Por eso no la hallamos, pero sí tenemos la sensación.

En pocas palabras, el cerebro tiene una falla en el circuito del lóbulo temporal, haciéndonos creer que hemos estado en ese lugar, o experimentado dicha vivencia, cuando realmente no es así.

Posibles causas de este fallo, según la ciencia

Los científicos coinciden en que estos fallos suceden como consecuencia de un periodo de estrés elevado, para lo cual se aplican algunas terapias de regresión, tener una mente imaginativa y creativa, ser muy inteligente o sentir necesidad de seguridad y estabilidad. Aunque, también reconocen que todo sigue siendo teorías y conjeturas, y nada es realmente contundente.

Deja vu
Podría ser una memoria de vidas pasadas

Las teorías paranormales para el deja vu también son interesantes

Los creyentes de lo místico y paranormal, sin embargo, no se dejan convencer fácilmente por la ciencia y tratan de encontrar sus propias explicaciones al fenómeno del deja vu. Para ellos existen muchas otras teorías que se ajustan mejor a lo que ellos han sentido al experimentar dicho prodigio.

Muchas de estas teorías podrían incluso llegar a darse la mano con algunos estudios científicos. Una de estas habla de vidas pasadas, lo que podría fácilmente vincularse con la memoria genética, por ejemplo.

El deja vu son memorias de vidas pasadas

Según algunos expertos, el deja vu es específicamente un recuerdo que se ha activado en el alma, dado que esta ha tenido varias vidas, cada una de las cuales ha experimentado y conocido más de lo que suponemos. Dicho esto, cuando un lugar o una canción se nos hacen familiares es porque nuestra esencia tiene memoria de ella, proveniente de una vida pasada.

Para la ciencia, la memoria genética también es objeto de estudio y, entre las muchas teorías, asegura que podemos heredar ciertos recuerdos de nuestros ancestros. Lo que daría una explicación a la “reencarnación”, y por lo tanto, al deja vu.

Deja vu
Algunos afirman que son universos paralelos

Una conexión con un universo paralelo

La ciencia se ha esforzado por comprobar la existencia de un universo paralelo, en donde todo es igual y al mismo tiempo diferente que en este que conocemos. Dentro de esta vertiente, los místicos creen que podemos tener una conexión con un “yo alterno” y que la memoria que se activa pertenece realmente a este ser.

Michio Kaku es un físico que se ha encargado de estudiar este fenómeno y las posibilidades de que esta sea la explicación, y en su opinión nuestro cerebro tiene la capacidad de lograr este alcance. Es decir, que podemos mantenernos en la misma vibración que otro universo, donde la realidad es diferente.

La teoría del anillo del alma y el hilo de la vida

Según una antigua historia de la que se ha perdido la autoría, la vida está representada como un hilo de plata. El alma, por su parte, es un anillo de oro que va ensartado dentro de este hilo y lo recorre lentamente, según el paso del tiempo.

Al dormir, y llegar al estado más profundo de sueño, el anillo se mueve a una velocidad superior a la de la luz, recorriendo el hilo hasta el final y regresando al punto actual en que se encuentra su recorrido. En algunos puntos, se detiene por milésimas de segundo, captando imágenes que quedan guardadas en la memoria. Algunas de estas quedan registradas, quizás con algo de distorsión, dentro de los sueños más frecuentes.

Al estar despiertos, el anillo del alma continúa su recorrido y cuando llega a estos puntos la memoria los reconoce, produciendo esta sensación de deja vu, es decir, de haberlo visto antes.

Hay varios tipos de deja vu

¿Sabías que existe más de un tipo de “deja vu”?

Esto puede resultar muy curioso, pero es una verdad en la que coinciden místicos y científicos. Existe una clasificación para estos fenómenos, y depende del tipo de sensación que generan.

  • Deja vécu. se refiere a las sensaciones de haber vivido el momento. Es la más completa, ya que incluye varias emociones y características, por lo que es la que mejor define un deja vu.
  • Deja visité: en este caso, se centra más en la visión de un ligar que se hace enormemente familiar. Este puede ser desde una ciudad hasta una oficina, y es una forma muy poco frecuente de deja vu.
  • Deja senti: como habrás imaginado por el nombre, se refiere a las emociones, que te hacen sentir que ya las has vivido de manera exacta esta experiencia, más por lo que despierta en ti, que por cualquier otra causa.
  • Jamais vu: es la forma menos frecuente, y en realidad se trata expresamente de lo opuesto a un deja vu. Es decir, que de pronto te invade una sensación de desconocimiento ante una situación cotidiana. Literalmente, significa “jamás visto”.

Curiosidades del deja vu

Además de todo lo expuesto, y como si no hubiera suficiente misterio alrededor del deja vu, existen algunas curiosidades que acompañan a este fenómeno. Algunas de estas se consideran un disparador para que se vuelva más frecuente el encuentro con esta sensación.

Por ejemplo, viajar hace que las personas tengan más encuentros con un deja vu. Según psicólogos expertos, esto se debe a que el subconsciente busca una sensación de estabilidad que solo encuentra en lo conocido, por lo que busca crear este sentimiento fundiendo la sensación de un recuerdo con similitudes de paisajes, sonidos u aromas.

Otra curiosidad es que el deja vu es más frecuente en personas jóvenes, haciéndose menos posible sentirlo con el paso de los años. Es decir, que las personas menores de 40 años suelen tener estas sensaciones de “haberlo vivido” con más frecuencia que los mayores de 60, quienes apenas lo presentan. Pero los menores de 30 pueden llegar a sentirlo incluso una vez al mes.

Finalmente, estudios confirman que más del 80% de la población mundial ha presentado un deja vu, en cualquiera de sus tipologías, al menos una vez en la vida, sin que esto se relacione con un problema neurológico o psicológico, aun así, si la frecuencia es demasiada, es conveniente saber cuándo se debe ir a un psicólogo. Por su parte, el jamais vu, que es mucho menos frecuente, se considera un posible síntoma de amnesia.

¿Has presentado algún tipo de deja vu? ¿Con cuál de estas teorías te sientes más identificado? ¡Cuéntanos tus experiencias!

Deja un comentario