Tarot: guía para iniciar con las cartas

Las lecturas de las cartas del Tarot llevan realizándose desde hace muchos años, además de que con el paso del tiempo más personas se interesan en estas lecturas, no solo para saber lo que las cartas tienen para decirle, sino para comprender cómo leerlas y poder darle lectura a la vida de otras personas.

Es por eso que en esta ocasión queremos comentar algunos aspectos que deben saber todos los interesados en adentrarse en el Tarot, así como consejos sobre las cartas que debe escoger y demás factores importantes para el proceso de aprendizaje sobre las cartas.

¿Qué debo saber sobre el Tarot?  

La fundamental aclaratoria que debe comentarse sobre este tema es que el Tarot no es una religión, solo se trata de una herramienta, pues la lectura de las cartas no está vinculada a ningún tipo de creencia en particular.

Es decir, cualquier persona que quiera aprender y aplicar las lecturas de las cartas, puede hacerlo porque no hace falta que pertenezca a una religión en específico para adentrarse en este mundo.

Dicho eso, pasamos a un siguiente punto y se trata de que el desarrollo como tarotista no tiene nada vinculado explícitamente con algún tipo de magia maligna y tampoco significa que haga amarres. Además de que no necesitas tener alguna religión, ni practicar magia maligna, tampoco necesitas ser astrólogo para aprender a leer el Tarot.

Ser astrólogo puede ser una herramienta útil para este caso, pero no es indispensable su conocimiento si quieres aprender a leer las cartas. En realidad, toda persona que esté interesada en conocer la historia y disciplinarse a las prácticas, puede convertirse en un excelente tarotista.

Por último, las lecturas de las cartas no abren portales básicamente porque ese no es el uso ni objetivo del Tarot, así que el propósito de estas lecturas es de una guía, no de aperturas de portales.

Dar los primeros pasos en las lecturas de cartas del Tarot

Como ante todo lo desconocido, lo mejor es comenzar a estudiar ciertos aspectos relacionados con el Tarot. Es necesario tener conocimiento sobre lo que quieres aplicar y esto corresponde a cualquier ámbito, así como puede tratarse del Tarot, igual aplica a otras destrezas como la quiromancia, entre otros.

Es necesario tener en cuenta que, cuando se trata de las cartas del Tarot, nunca se dejan de aprender cosas, pues la simbología representa significados infinitos.  

El Tarot tiene un sistema que se basa en 78 cartas, las mismas se dividen en 22 arcanos mayores y 56 arcanos menores. Algunas personas expertas en este tema y que llevan muchos años dando la práctica, dicen que siempre hay posibilidades de que una lectura pueda enseñar algo nuevo sobre un arcano, así que nuestro aprendizaje o guía de aprendizaje no puede estar solo limitado a la guía que nos ofrece el mismo mazo.

Lecturas recomendadas para aprender sobre el Tarot

Cuando mencionamos lecturas, nos referimos a libros que puedes conseguir sobre este tema. Pueden servir como una guía más específica sobre el Tarot y cómo ir entendiendo poco a poco la práctica, además de todos los consejos que podemos recibir de personas con amplia experiencia en ello.

  • La Vía del Tarot, del autor Alejandro Jodorowsky
  • ¿WTF es el Tarot? De la autora Bakara Wintner
  • Los 78 grados de sabiduría del Tarot, de la autora Rachel Pollack
  • Jung y el Tarot, de la autora Sallie Nichols

Los tres sistemas del Tarot

Existen tres sistemas dominantes en el Tarot:

  • Tarot Thoth
  • Tarot de Marsella
  • Tarot Rider Waite Smith

Cada uno tiene una estructura que le diferencia de los demás, por lo que deberás escoger uno de ellos. Para hacer la selección es indispensable que conozcas a los tres, ya que todos difieren en gran medida. Algunas personas comienzan con uno de los sistemas mencionados y luego, después de conocerlos y manejarlos muy bien, se animan a conocer a otro.

Generalmente, el favorito o recomendado para comenzar es el de Rider Waite Smith debido a que estas cartas están enriquecidas visualmente, cuestión que influye de manera positiva con la conexión de nuestra intuición.

El mazo del Tarot

Las antiguas y respetadas creencias dicen que sobre el primer mezo que tengas de Tarot, deben regalártelo. El problema con ello es que, básicamente, si quieres empezar a practicar la lectura de las cartas, entonces tendrías que esperar hasta que alguien te regale el mazo y para ello, puede que pase mucho tiempo… así que, una vez más, debemos recurrir a otra medida que está igual de validada que dicha creencia.

Al momento de comprar tu mazo, lo indispensable es que tengas conexión con él. Ese mazo debe gustarte y debe conectarse, pues se trata de la herramienta que, a partir de ese momento, usarás para todas tus prácticas.

Conexión y consagración de las cartas

Conectar con el mazo significa que debes cargarlo de tu energía. Algunos expertos para conseguir dicho propósito, lo que hacen es poner el mazo bajo la almohada y dormir toda la noche con él ahí.

Otras personas prefieren ver cada día cada una de las cartas para ir conociéndolas, identificando cuáles gustan más y cuáles gustan menos. Asimismo, hay personas que aplican lecturas en modo de entrevista al mazo, cuestionando sobre su misión contigo, cómo puede ayudarte, entre otras cosas relacionadas.

Sobre la consagración del mazo, se trata de un paso que deben hacer todas las personas que comiencen en la práctica de lectura del Tarot, es una especie de ritual sencillo como muestra al universo de tu declaración sobre la intención y propósito en el uso del mazo.

Debes saber que no hay reglas explícitas en el Tarot al momento de realizar la consagración del mazo, lo que realmente importará es que lo hagas de una manera muy especial para ti, realizándolo en ese sentido, será más que suficiente.

El malestar emocional o físico no ayudan en lecturas del Tarot

Cuando te sientas de manera negativa en sentido emocional y físico, lo mejor será dejar a un lado la lectura, ya que puede salir mal la interpretación de las mismas. Los tarotistas recomiendan hacer yoga u otros ejercicios de meditación previos a las consultas de las cartas, ya que benefician en calmar la mente.

Es importante comprender que nuestros problemas personales no pueden influir en las interpretaciones, consultas o lecturas de las cartas cuando lo aplicamos a otras personas.

Limpieza periódica de las cartas

Recordemos que la energía es clave en el Tarot, por lo que normalmente nuestras cartas se recargan de mucha energía cuando nos dedicamos a ofrecer las consultas a otras personas. Incluso, cuando sientas que hay energías que no corresponden a las tuyas ni a las de tu mazo, entonces es probable que llegue el momento de realizar una limpieza.

La limpieza de energía puedes hacerlo de varias maneras, algunos recurren a la luz de la luna llena, otros a los inciensos, sonidos y cristales cuarzo blanco. El tiempo estimado de limpieza dependerá de cuánto uso de las cartas de Tarot hagas según las lecturas que das, por ejemplo, si realizar lecturas a clientes de forma constante puede que debas hacer limpieza entre semana, mientras que, si las lecturas no son tan frecuentes, entonces bastará con una limpieza al mes.

Debes proteger tu propia energía

Este quizá se trata uno de los últimos aspectos más importantes que debes considerar al momento de realizar las lecturas del Tarot: tu energía debe protegerse.

Las lecturas pueden hacerte sentir agotado física y mentalmente por el intercambio de energía que se produce. Por tanto, cuando esa energía no es protegida, es probable que comiencen los dolores corporales en general.

Algunos de los medios que se usan para proteger la energía es con los cristales o haciendo rezos antes de realizar las consultas, en ese rezo se pide de la asistencia por parte de Dios, la naturaleza, el Sol, Luna, universo o cualquier otra entidad creyente.

Recuerda que ese trabajo que irás desarrollando, a medida que mejores tus interpretaciones, obtendrás cada vez más reconocimiento por la calidad de trabajo, así que no olvides en darle la valoración necesaria a ello.

Deja un comentario

?>