Muñecas endemoniadas, ¿posesión o fantasía?

Historias macabras sobre las muñecas endemoniadas más conocidas alrededor del mundo

Las muñecas endemoniadas podemos encontrarlas en cada rincón del mundo, acompañadas de sus espeluznantes leyendas, y capaces de poner los pelos de punta hasta a los más valientes.

Algunas de ellas se han vuelto tan famosas, que sus historias han recorrido el mundo, llegando incluso a la Gran Pantalla, otras se vuelven parte de la cultura local, atrayendo turistas de todas partes del planeta.

Pero, ¿qué hay detrás de esos rostros? ¿Por qué las muñecas pueden generar tal miedo en las personas? Si partimos del hecho de que estas fueron creadas para dar felicidad a los niños de cada época, la pregunta es bastante lógica.

Muñecas endemoniadas

¿De dónde viene la posesión?

Sin embargo, mientras más antiguas son las muñecas, más aterradoras resultan ser, por lo que también valdría preguntarse si son las memorias acumuladas o el cariño que las ató a sus antiguas dueñas, lo que termina por poseerlas.

En cualquier caso, muchas personas afirman haber experimentado algo más que solo sensaciones al estar cerca de ellas, y seguramente serían las compañeras perfectas para la aterradora y famosa Anabelle.

¿Te animas a conocer algunas de las más aterradoras?

Muñecas endemoniadas

Harold

Este muñeco antiguo esperaba pacientemente sentado en un mercado de pulgas en Florida. Aguardaba a que llegara alguien, algún incauto, y lo llevara a casa.

Aquel ingenuo comprador se llamaba Greg Mishka, quien decidió hacer caso omiso de las advertencias que el vendedor quiso darle, afirmando que el muñeco estaba maldito y era el causante de la muerte de su hijo.

 Sin pensarlo, Greg lo llevó a Harold a su casa.

Harold

Cosas malas comienzan a suceder

Desde el primer momento en que Harold llegó, las cosas comenzaron a suceder, casi sin dar tiempo a Greg de reaccionar. Su novia lo dejó, su gato falleció sin explicación y el hombre desarrolló migrañas constantes.

Además, aseguraba escuchar llantos de bebés que lo atormentaban desde el sótano de su casa, y al levantar el muñeco, este parecía tener pulso.

Cambio de dueño

Finalmente, un desesperado Greg pone en venta a Harold en Ebay en el año 2003. No sin antes aclarar en la publicación toda su experiencia.

Harold pasó a ser el primer muñeco embrujado que se vende por esta vía. Pero un año después volvió a ser puesto en venta, pues la mujer que lo adquirió aseguró que realmente estaba maldito.

Luego de pasar por vario dueños, llegó a manos de Anthony Quinata, quien aún conserva el muñeco, intentando conocer algo más de su pasado.

Harold

Letta

Kerry Walton viaja a Australia en el año 1972, para asistir al funeral de su madre.

Caminando por el pueblo que lo vio crecer recuerda una casa abandonada que solía causarle miedo, así que decide acercarse. Un poco para recordar, un poco para enfrentar antiguos temores.

Es allí, en el porche de aquella casa donde encuentra esta misteriosa muñeca de aspecto particular, antiguo y algo escalofriante. En lugar de obedecer a sus instintos, Kerry decide llevarse la muñeca con él.

Lleno de curiosidad, y luego de tener un par de experiencias extrañas, decide averiguar más sobre esta muñeca, llevándola ante expertos en lo paranormal.

Letta

La muñeca de más de 200 años

La muñeca, a quien llamó “Letta” por la expresión en inglés “déjame salir” (“letta” me out) que la muñeca parecía repetir cada sábado, resultó tener más de 200 años de antigüedad.

Al parecer, habría sido la creación de una gitana rumana, en memoria de su hijo fallecido.

El cabello de Letta resultó ser humano, y curiosa (y escalofriantemente) tiene dibujado un cerebro bajo el cuero cabelludo.

El efecto de la muñeca gitana

Letta ha estado en varios programas de televisión, en uno de los cuales los camarógrafos aseguran haberla visto moverse sola. Pero lo más impactante es el efecto que produce en quienes se atreven a mirarla a los ojos.

La muñeca gitana produce emociones fuertes, aterrorizando incluso a los animales que se la cruzan de frente y haciendo huir llorando a adultos que han querido conocerla.

Para siempre

Kerry ha intentado vender a Letta en varias oportunidades, sin embargo, reconoce que una fuerza pesada se apodera de él al último momento, haciéndole desistir.

Además, los médiums le han advertido que Letta podría molestarse y agredir a los nuevos dueños o al mismo Kerry, por lo que deberá quedarse con ella para siempre.

Letta

Katja

Esta es quizás una de las historias más aterradoras y tristes que podemos encontrar, para una muñeca maldita.

Todo empieza en el año 1730, cuando una de las concubinas del Zar se encontraba embarazada, esperando con ilusión lo que todos pensaban que sería un hijo varón para el Rey.

Sin embargo, no tuvo buena suerte y dio a luz una niña que además presentó defectos de nacimiento. Por orden del Zar, la bebé fue quemada viva, frente a su madre.

Katja

Un segundo nacimiento

La mujer recogió las cenizas de su hija y las mezcló con porcelana y cerámica para hacer una muñeca a la que dio por nombre Katja.

Dicen que además puso una maldición en la muñeca para protegerla de ser lastimada.

Si te gustan las muñecas, puede que te interese Muñecas Reborn: Bebés de Juguete?

Siempre bajo vigilancia

La muñeca continúa en Rusia y ha pasado de una generación a otra, siempre conservando su historia y manteniéndola bajo cuidado y vigilancia, pues los sucesos paranormales rondan siempre su presencia.

De hecho, quienes la han visto aseguran que si sostienes su mirada por más de 20 segundos, te guiñará el ojo y algo terrible sucederá entonces. ¿Crees que podrías mirlarla a los ojos?

Okiku

En el año 1918 un niño de nombre Eikichi Susuki compró una hermosa muñeca para su hermanita de 2 años, Okiku.

La niña bautiza a la muñeca con su propio nombre y la convierte en su compañera de juegos, llevándola a todas partes, vistiéndola y peinándola como ella misma, volviéndose inseparables.

Pero lamentablemente, un año después, debido a una terrible gripe, la niña fallece dejando a su familia enormemente triste. Allí es cuando la madre descubre que la muñeca de su pequeña hija no fue enterrada con ella.

Okiku

En memoria de la pequeña Okiku

La familia decide preparar un altar para recordar a la pequeña, colocando en el centro las cenizas de la niña junto a su amada muñeca.

No faltaba un día en que ellos rezaran y presentaran sus cariños ante el altar. Fue así como notaron que el cabello de la muñeca crecía constantemente. También descubren que la mirada parece triste e incluso llorosa, y que sus labios se humedecen ligeramente.

El templo

La familia, convencida de que el espíritu de su hija se aferró a la muñeca, decide dejarla en un templo Mannenji en 1938, donde un monje promete cuidar de ella.

Con el tiempo, sus cuidadores descubren que las historias sobre Okiku son ciertas, y más aún, las pruebas demuestran que su cabello es humano.

Es allí cuando, finalmente, deciden hacerle un altar, donde los pobladores de presentan ofrendas y muchos turistas y curiosos la visitan, esperando quizás algún favor de su parte.

Okiku

Las muñecas diabólicas de Nueva Orleans

En el siglo XVIII la reconocida reina del Vudú Madame Marie Laveau, complace la solicitud de varios hombres, maldiciendo a una joven mujer que acababa de contraer nupcias con un adinerado escocés.

Como resultado, la muchacha muere dando a luz a un bebé deforme que presentaba las características de un demonio, incluyendo cola, cuernos y ojos rojos.

Según la leyenda, el padre de la criatura quiso matarlo de inmediato, pero Madame lo convenció de dejarlo en sus manos, para criarlo ella misma.

Muñeca del bebé demonio

Los muñecos demonio

Cuentan que el bebé demonio atacaba a los niños, mordiéndoles y causándoles daño. La gente, temerosa comenzó a fabricar muñecas de madera semejantes al pequeño diablo para colgarlas en las ventanas de las casas, y así lograr ahuyentarle.

La criatura murió al tiempo y fue sepultada en el cementerio de  San Luis (hay quienes aseguran que su tumba está a los pies de Marie Laveau). Pero su espíritu quedó atrapado, repartido entre las muñecas que se hicieron a su imagen.

Una advertencia

Por un tiempo, las muñecas de la época dejaron de fabricarse, pero uno años más tarde empezaron a venderse de nuevo, no sin la advertencia de que cosas realmente extrañas sucederían a quienes decidieran llevar a casa un trozo del alma del bebé demonio de Marie Laveau)

Las muñecas parecen moverse por su cuenta, y los animales domésticos se asustan con su presencia. Las más conocidas en la actualidad son las creadas por el artista Ricardo Pustanio.  

Puede interesarte también Muñeca Vudú: ¿Juego o Magia?

Muñeca del bebé demonio

La Isla de las muñecas

Un pequeño rincón de México donde las muñecas susurran, lloran o invitan a jugar.

Esta espeluznante colección fue comenzada por don Julián Santana Barrera, quien solía vivir en aquella isla, cuando una tragedia terrible marcó su vida. Don Julián encontraría el cadáver de una niña ahogada, cuyo espíritu comenzaría a atormentarle día y noche.

Fue entonces cuando, en los mismos canales encontró una muñeca, y presumiendo que era de la niña, la ofreció a esta montando un humilde altar en su hogar.

Isla de las muñecas

Más de 1500 muñecas

Don Julián comenzó a sentir alivio con la presencia de la muñeca, así que fue agregando cada vez más. Algunas de estas, el hombre aseguraba que le llegaban por las mismas aguas.

Poco a poco, la isla se fue poblando de estos rostros plásticos de diferentes épocas, quedamos por el sol y abrazados por la naturaleza, dando a la isla un aspecto realmente macabro.

La sirena

Al tiempo, Don Julián confesó a su sobrino que las muñecas estaban realmente poseídas, y que una sirena que habitaba en aquellas aguas quería llevárselo desde hacía tiempo. Ese día el hombre murió de un infarto, en el mismo lugar donde años antes había hallado el cadáver de la niña.

Se dice que en la isla, su espíritu sigue cuidando de sus muñecas posesas. La gente que la visita no debe llevarse jamás una de estas piezas, por mucho que ellas le tienten. Y hay quien asegura que las muñecas lo hacen.

Isla de las muñecas

¿Verdad o sugestión?

Cada una de estas historias va acompañada de hechos y personas reales, quienes aseguran que sus experiencias no tienen ninguna explicación racional.

Mientras tanto, otros sostienen que estas se basan únicamente en el poder de la sugestión.

Aun así, faltan muchas explicaciones para poder descartar el misterio que envuelve a estas muñecas endemoniadas. ¿Te atreverías a llevar una de ellas a casa?

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)