Las leyes universales: Cuáles son y sus aplicaciones

Las leyes universales son el conjunto de principios por el cual se rigen todos y cada uno de los aspectos de nuestro universo.

Leyes universales: cuáles son y su aplicación

Son conocidas también como leyes espirituales, leyes de la naturaleza o principios del hermetismo.

Todo este conjunto de leyes representa los medios o principios a través de los cuales el universo entero existe, avanza y se expande.

Estas leyes están compiladas en un documento que data del año 1908, conocido como el Kybalión.

El Kybalión

El Kybalión es un documento, firmado por “Los Tres Iniciados”.  Sin embargo, el estilo de dicho documento, supone que la autoría le pertenece a William Walker Atkinson.

Sobre este documento se forjaron los cimientos del movimiento “Nuevo Pensamiento”, del siglo XX, vinculado al hermetismo y a su creador, el alquimista místico Hermes Trismegisto.

Para algunas logias ocultistas Hermes Trismegisto era una omnipotencia, y se le relacionaba, además, con el dios egipcio Thoth. 

¿Qué son las leyes universales?

Las leyes como tal son normas, que, aunque no comprendamos, están allí. No podemos cambiarlas y ejercen un efecto constante sobre nosotros. Regulan nuestro existir y nuestra cotidianidad.

Son necesarias para poder coexistir en los espacios físicos. Y así como las tenemos en lo físico, también las necesitamos en el espacio espiritual y mental.

Quizá el concepto propio de las leyes universales, te hagan suponer que son supercherías. Tal vez no entiendas el concepto como tal, o cómo funcionan. Sin embargo, este desconocimiento no significa que no sean reales.

Los avances científicos han podido demostrar la veracidad y autenticidad de las leyes universales.

Es así como vemos una disciplina científica como lo es la física cuántica, aceptar que el universo en pleno, incluyéndonos, está conformado por energía.

Señala, además, que los átomos no son sólidos, sino que estos están conformados por partículas que están en constante movimiento, y producen energía.

Con base en esto, se dice que todo es energía. Nuestro cuerpo, los árboles, las paredes, todo cuerpo es energía.

La diferencia entre uno y otro, viene dada en la forma y velocidad en la que se mueve cada partícula.

Aplicación de las leyes universales

Las leyes universales siempre han estado allí, han existido, y aunque no las veamos o entendamos, no van a cambiar y mucho menos a desaparecer. 

La energía más poderosa conocida hasta hoy día, son los pensamientos. Estos logran viajar a una velocidad mayor a la de la luz. Poseen la frecuencia vibratoria que le asignamos. Y cada uno de nosotros es capaz de poner todo nuestro organismo en sintonía, con dicha vibración.

Con todos y cada uno de nuestros pensamientos, vamos creando lo que es nuestra propia realidad. La creación de nuestra realidad, se da mediante la transformación de la energía de nuestros pensamientos.

¿Cómo se transforma la energía?

La energía se transforma de mayor a menor, de la misma forma que la electricidad. Va del voltaje mayor hasta el menor, y no de forma contraria.

La transformación del pensamiento a realidad, va de la misma manera. El pensamiento es la energía más alta con la que trabajamos.

Al transformarse pasa al plano físico, el cual representa el nivel más bajo de la energía.

Es decir, lo que pensamos a nivel subconsciente, está en una especie de estación transmisora, para emanar, atraer y así crear nuestra cotidianidad.

Logrando conocer las leyes universales, su aplicación y funcionamiento, seremos capaces de dirigir nuestros pensamientos. De esta forma podemos canalizarlos, hasta atraer y conseguir los resultados esperados.

¿Cómo usar las leyes universales?

Debemos comenzar por entender que la suerte no existe, todo está normado por leyes.

Los pensamientos son la causa, y los resultados son el producto de dichos pensamientos. Siendo así, cada pensamiento que tenemos comenzará a buscar la forma para convertirse en nuestra realidad, sin diferenciar si es positivo o negativo.

Entender y aceptar eso, nos hace trabajar en cambiar los pensamientos negativos por pensamientos positivos, y así dirigirnos al resultado esperado.

Las leyes universales son principios que se aplican a todos, sin excepción. No hay distinción de raza, religión, creencia, origen, estatus. Tampoco distingue entre lo bueno o malo.

Simplemente, funcionan para todos, en todos los escenarios, y con todas las condiciones impuestas.

Conocer las leyes universales y el cómo podemos aplicarlas de forma correcta, nos ayuda a lograr un mejor control de nuestra vida.

Manejar nuestro entorno y crear una realidad aprovechando los principios universales, nos ayudará a sintonizarnos con la vida que queremos.

Logrando aplicar las leyes universales, podemos entender de una mejor manera que:

  • Los límites los fijamos nosotros mismos, están en nuestra mente.
  • Todos los recursos están, depende de nosotros ser prósperos o no.
  • Nuestro éxito o fracaso es una decisión personal. Las leyes están y funcionan, solo si la usamos de forma correcta.

¿Cuáles son las leyes universales?

Leyes universales: cuáles son y su aplicación

Las leyes universales son siete leyes. Su objetivo principal es intervenir y transforman nuestra cotidianidad. Pero, para que esto sea posible, debemos conocerlas y aplicarlas de la manera correcta.

¿Quieres saber cuáles son las leyes universales? Sigue leyendo, aquí te diremos cuáles son y en qué consisten.

Leyes universales

Primera ley universal “Mentalismo”

“Todo en el universo es mental”. Significa que toda creación física primero fue creación mental. Es decir, todo lo creado fue antes pensado o imaginado.  El pensamiento es el principio de la creación.

Segunda ley universal “Correspondencia o ley del espejo”

“Como es adentro es afuera”. Se refiere a que lo que tú consideras como realidad es sólo lo que tú ves y el cómo lo ves. Es decir, la percepción que tengas de alguien no es lo que ese alguien es realmente. Tu visión acerca de ese “alguien” condiciona tu vida en relación con esa persona.

Por la tanto, si deseas que esa persona cambie, debes comenzar por cambiar la percepción que tienes de ella.

Tercera ley universal “Vibración”

“Todo está en constante movimiento”. En oportunidades nos resistimos al cambio. Y quizá sea porque al encontrarnos en nuestro “lugar de confort”, pensamos que no debería cambiar. Pero, es ley universal, “el cambio es una constante”.

Cuarta ley universal “Causa y efecto”

“Toda acción genera reacción”. Quizá de esta ley hayas oído hablar antes y es que también es conocida por la cultura oriental como el karma o dharma. Esta ley refiere al hecho de que todo aquello que entreguemos lo recibiremos en igual medida.

Es decir, la misma energía que le aplicamos a las entregas, la tendremos de vuelta en lo que recibamos.  Probablemente no en el momento en el que se espera, ni de la misma persona o forma a quien se le entregó.

Quinta ley universal “Polaridad”

“Todo tiene su lado contrario”. En la creación, todo tiene su contraparte, su opuesto: claro-oscuro, grande-chico, fuera-dentro.

En la aplicación de esta ley, debemos entender que para poder llegar al punto que deseamos debemos superar nuestros propios límites.

Sexta ley universal “Ritmo”

“Todo se llevará a cabo en el momento preciso y en el tiempo justo”. En el universo todo tiene una razón y un tiempo para su ocurrencia. Esto permite que se mantenga todo en equilibrio.

Por lo general, el ritmo o proceso, es lo que menos nos agrada, ya que queremos acelerar las situaciones, especialmente aquellas que nos resultan incómodas o dolorosas.

Pero es precisamente ese ritmo, lo que nos permite aprender y evolucionar.

Séptima ley universal “Generación”

“Aprender de nuestra creación”.  A través de la creación vamos evolucionando. Nuestro hijo o creación, se convierte en nuestra maestra.Aprendemos al vernos reflejados en ella (creación), nos conocemos y evolucionamos.

Poder entender lo que significa cada una de las leyes universales, así como su aplicación, nos permitirá avanzar más en nuestra evolución y poder llevar un mejor control de nuestras vidas, sin considerarnos víctimas del destino.

Espero te haya gustado la publicación. Síguenos para más información, y recuerda ¡comparte en tus redes sociales!

Te puede interesar: Qué es y en qué consiste el yin y el yang y cómo aplicarlo en la vida

Deja un comentario