¿Pueden sobrevivir las bibliotecas en la era digital?

 

shutterstock_144037288

¿Las bibliotecas pueden sobrevivir en la era digital?

Repositorios públicos de libros se están convirtiendo en los anclajes de la comunidad

 

por Zachary Leeman

Ver completo

Atrás han quedado los días en que las bibliotecas eran simplemente las guardianes de la información. La biblioteca ya no tiene la exclusiva de ser la institución pública donde encontrar un libro o una información. Hoy en día, ya hay muchos libros con licencias abiertas que pueden encontrarse haciendo una búsqueda en Google. La explosión de la información y su fácil acceso pone en cuestión el papel de la biblioteca en la era digital en que vivimos. Los estudiantes de todas las edades cada vez con más frecuencia obtienen los libros y la información que necesitan desde sus iPads, e incluso los adultos tienen cada vez menos razones para visitar una biblioteca.Kindle ha hecho que libros en formato electrónico sean cada vez más accesibles incluso para aquellos que son menos hábiles en el manejo de la tecnología.

La Asociación Americana de Bibliotecas (ALA) ha sido sincera acerca de la evolución de las bibliotecas en la cultura actual. En el 2015 Informe del Estado de Bibliotecas de los Estados Unidos, destaca que las bibliotecas “ya no son sólo lugares para almacenar libros. Las bibliotecas de todo tipo son vistas como pilares de sus comunidades, centros para la vida académica y la investigación, por lo que son instituciones muy apreciadas por sus usuarios” 

A pesar de ello, las bibliotecas siguen siento relevantes porque se centran en las necesidades de aprendizaje de sus comunidades, son anfitriones para celebrar eventos locales y promocionan la educación infantil y de adultos a través de actividades extracurriculares.

Los pesimistas más pesimistas consideraban que la llegada de Internet terminaría con la literatura, las bibliotecas y los libros como piedras angulares de la cultura. Posteriormente llegaron los dispositivos lectores de libros electrónicos y con ellos el incremento de la autoepublicación, que ha tenido como resultado que hoy en día haya más libros disponibles y más autores publicados que nunca. Es posible que hayamos sido testigos de la muerte de la librería (Borders), pero la literatura se ha adaptado a la era digital sin demasiados problemas. Un estudio reciente encontró que el aumento de la edición digital no significa necesariamente que los libros físicos estén desapareciendo. Según datos de Nielsen BookScan este año las ventas de libros de bolsillo habían tenido un leve incremento, mientras que las ventas de libros digitales han descendido.

Las bibliotecas se están adaptando, y ello es parte de este cambio. Nadie puede predecir con exactitud como van a evolucionar en la era digital digital. Convertirse en “centros para la vida académica” y en “pilares” para sus comunidades a tenor de los resultados parece un cambio estratégico adecuado. Las librerías en parte no se han adaptado porque sus gestores no tuvieron la visión de concebir que sus tiendas más allá de ser almacenes de productos y también podrían serlo de servicios. Por el contrario, las bibliotecas están aumentando su valor en las comunidades a las que sirven mediante la diversificación de sus servicios. Lo que las comunidades necesitan, son centros de actividad y lugares donde organizar eventos que ayuden a promover el conocimiento entre sus usuarios. Las bibliotecas han sido capaces de dar un paso adelante, y de momento esto esta teniendo buenos resultados de cara a la relevancia futura de estas instituciones.

Aunque en los últimos años los presupuestos se dedicaron a a modernizar y digitalizar las bibliotecas, el papel más relevante lo están asumiendo los propios individuos que se han convertido en el objetivo prioritario de los servicios que ofrecen las bibliotecas públicas. Con la transformación de las bibliotecas en centros comunitarios que promueven el aprendizaje, la lectura y la investigación; las comunidades y los individuos están descubriendo una necesidad que no sabían que tenían. Internet nos puede dar más acceso a toda la información, pero no nos da la motivación para aprender, o las habilidades para navegar a través del desorden para encontrar lo que realmente es relevante y pertinente a nuestras necesidades.

El escritor James Patterson recientemente donó casi 2 millones de dólares para ser utilizados como subsidios para ayudar a diversas bibliotecas públicas. Este es un paso importante en un momento en que los presupuestos públicos comienzan a decrecer. El futuro de las bibliotecas puede recaer en personas como Patterson y otros benefactores que ven el valor de trabajar para modernizar las bibliotecas y ampliar su influencia en la cultura de las comunidades locales.

Las bibliotecas están encontrando formas creativas para seguir siendo relevantes en el contexto de nuestra cultura digital. Sin embargo, ese lugar sólo puede ser garantizado por las contribuciones de los individuos y las comunidades privadas dispuestas a tomar las medidas adicionales para su consolidación.

.

2 pensamientos en “¿Pueden sobrevivir las bibliotecas en la era digital?

  1. María

    Las Bibliotecas aún con todas sus falencias posibles, son y serán, tal como el urbanismo lo concibe, puntos de encuentro y con el avance de la modernidad acelerada que vivimos, encontrarse será cada vez una mayor necesidad….

    Me gusta

    Responder
  2. Pingback: ¿Las bibliotecas pueden sobrevivir en la era digital? - Blog de Ediciones el Ermitaño

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s