¿Por qué razones la gente compra libros?

nine-lives-buy-back-stack-jazz-121128

8 Reasons Why People Buy Books
DWB – By: Andrew Rhomberg | March 3, 2016

Ver original

“¿Qué motivaciones tienen los lectores para la compra un libro en concreto?” Se trata de una serie de percepciones subjetivas,en base a un análisis muy atinado que hace Andrew Rhomberg, autor del artículo. Entre los aspecto que considera en estas ocho razones tiene en cuenta además de porque la gente compra determinados libros, tiene en cuenta además, la motivación e implicación en su lectura y por qué frecuentemente muchos de los los libros que compramos no son leídos.

1. Por ocio. Para entretenerse
2. Para entretenerse en el futuro
3. Para informarse
4. Para obligarse a leer
5. Por presión social 
6. Por parecer inteligente
7. Por Necesidad de hacer un regalo
8. Por impulso

 

Razón 1 – Por ocio – para entretenerse

Esta es la razón más obvia. Compramos libros, especialmente obras de ficción, y en cierta medida también títulos de no ficción, para entretenernos. Ello conlleva varias horas de ocio, de este modo nos refugiamos en el mundo imaginario en nuestra mente, ya que nos sirve de evasión. En este caso se trata de esos libros que compramos y comenzamos a leer inmediatamente, no en cuestión de días, si no en cuestión de horas. Si nos gustan estos libros, los terminamos, y si realmente nos han gustado los recomendamos a nuestros amigos y conocidos. Por eso los libros de esta categoría tienen altas tasas de finalización, y un alto factor de recomendación, además de leerse rápidamente.

Sin embargo, algunos de estos libros son lo que muchos podrían llamar “placeres culpables” -Libros de los que no queremos admitir su lectura y que, como resultado, somos menos propensos a recomendar a los extraños o amigos que no están cerca-. Se trata de libros con altas tasas de finalización y rapidez de lectura, pero los factores de recomendación comparativamente son bajos. la mayoría de ellos son libros de ficción, pero no todos. Un ejemplo de este tipo de libros es “El marciano” de Andy Weir 

Razón 2 – Para entretener en el futuro

Existe un número sorprendentemente grande de libros que se compran no para la satisfacción inmediata, sino como opciones de lectura para un entretenimiento futuro. Estos libros son de alta opcionalidad. Nuestros instintos de acaparamiento entra en juego, sobre todo cuando se trata de una promoción con precio especial de Kindle u otra plataforma de lectura. 

Los libros de esta categoría a menudo muestran picos de ventas enormes, pero se dejan sin leer. Esto es particularmente notorio con libros electrónicos que puede convertirse rápidamente en “invisibles” en los rincones olvidados de nuestras bibliotecas digitales (fuera de la vista, fuera de la mente), acumulando polvo electrónico y tal vez nunca se lean.

Estos libros generan pingües ingresos para los autores y editores, pero sus tasas de terminación son bajas, su velocidad (el tiempo que tarda el lector medio para terminar el libro después de abrirlo) tiende a infinito, y como resultado, su factor de recomendación suele ser negativo, ya que generalmente no se recomiendan los libros que no se leen.

Razón 3 – Para informarse

A veces compramos libros para informarnos o saber más sobre un tema. Estos son en su mayoría obras de no ficción. En función de su calidad y lo bien que resuelven nuestras necesidades informativas, pueden tener tasas altas o bajas de terminación, incluso pueden no ser leídos de forma lineal de principio a fin, y su velocidad de lectura suele ser lenta, y sus tasas de recomendación suelen ser bajas.

El que no se terminen estos libros suele tener que ver a menudo con su calidad. Un caso especial, sin embargo, son los libros de negocios. Muchos de ellos tienen tasas de terminación extraordinariamente bajas, a pesar de tener ventas altas, porque la mayoría de los compradores leen sólo los primeros capítulos. Los lectores reciben la esencia del libro o absorben la proposición principal y luego lo abandonan, dejando la mayor parte del libro no leído. Estos títulos constituyen una categoría especial, ya que tienen unas tasas de terminación muy bajas, pero sin embargo suelen tener un índice de recomendación muy alto.

 

Razón 4 – Obligación de leer

Estos son los libros que no elegimos totalmente de manera voluntaria, pero, por alguna razón nos sentimos obligados a leer. Estos pueden ser selecciones de un club de lectura, pero más a menudo, se trata de libros de lectura obligatoria del colegio o la universidad, y se consideran los grandes de la literatura por un cierto consenso tácito.

En este grupo se incluirían también los libros de texto que el profesor recomienda, los títulos profesionales que se prescriben en nuestra profesión, y los libros educativos o libros herramienta que compramos para nosotros mismos, para el estudio guiado, para mejorar nuestras habilidades.

Estos libros no se ajustan a los patrones de análisis de lectores normales, y muchos de los libros de esta categoría forman parte de una audiencia cautiva.

 

Razón 5 – Por presión social para leer

A veces sentimos la presión social de leer un libro, ya que todo el mundo está hablando de él. Se trata de libros tales como las 50 sombras de Grey, El símbolo perdido, El nombre de la rosa o alguno similar, nos sentimos obligados a comprar estos libros, porque el resto del mundo les está leyendo y comenta cosas sobre ellos. A veces, se terminan, pero también a menudo no se no se sabe como entrar en ellos.

Generalmente son libros de muchas páginas, con capítulos cortos que se leen de un tirón, por lo que se avanza rápido en su lectura, pero también frecuentemente se abandonan, ya que el lector siente la presión de leer el libro y estar “bien informado” acerca de su contenido. Estos libros son verdaderas minas de oro para sus autores y editores, pero sus tasas de terminación no son las más altas como podría pensarse, ya que muchos los leen por sentirse obligados a ello y terminan abandonando su lectura.

Un libro que se compra debido a la presión social no es el mismo tipo de libro que las personas recomiendan como un título que realmente se va a disfrutar. Esto último prueba que un alto factor de recomendación, no conlleva habitualmente altas tasas de terminación.

Razón 6 – Por parecer inteligente

Los libros son también símbolos de estatus. Se trata de aquellos libros que ponemos en un lugar destacado en la estantería de la sala de estar para que digan algo bueno sobre nosotros. A menudo son libros que no hemos leído en realidad, pero queremos que el mundo crea que los hemos leído. Por lo que estamos con esta argumentación se llega al corazón de la anterior observación: algunos libros se compran en grandes cantidades, pero no se leen.

Estos son los trofeos literarios, los ganadores Man Booker, el Pulitzers, Nobel, etc. -libros que la sociedad o algunos críticos elitistas han considerarán, y por lo tanto tienen un lugar destacado. En algunos casos, este tipo de libros se mezclan con los que hemos clasificado como que se compran “por presión social”, como en el caso del “El capital en el siglo XXI” de Thomas Piketty

La predicción de a qué libros se otorgará este estatus especial es terriblemente difícil, y la analítica del lector no puede decir nada en este sentido. Pero no se equivoque: algunos libros se compran como símbolos de estatus, no tanto para mostrar una riqueza visible, como para mostrar un alarde de la situación educativa y social.

No es sorprendente que estos sean libros de tapa dura -generalmente impresos -y casi nunca en formato electrónico, ya que nadie puede ver lo que se carga en nuestros Kindles, Nook o iPads, a no ser que les mostremos el contenido de la estantería digital. Casi siempre estos libros tienen bajas tasas de finalización, pero muy altos factores de recomendación entre los que los leen o no. Su velocidad es generalmente baja, ya que su lectura implica varias semanas de dedicación intensa (o al menos varios fines de semana) para finalizarlos. Y son libros que no se leen por entretenimiento.

 

Razón 7 – Necesidad de un regalo

El gráfico que vemos a continuación muestra las cifras de venta de libros mensuales en Estados Unidos, donde se observan dos picos prominentes al año: la estación de lectura de verano y la temporada de Navidad. Aunque un libro es el regalo perfecto para muchas personas durante todo el año, no sólo en Navidad.

Total de ventas por mes

Sin embargo no todos los libros son un buen regalo. Los libros físicos son un mejor regalo que los libros electrónicos, a menudo estos títulos que queremos regalar se seleccionan con la intención de que sean disfrutados por el lector, o si pensamos que el destinatario debe leerlos, pero también la elección del libro se hace teniendo en cuenta lo que puede decir de la persona que lo regala. Existe, en otras palabras, un fuerte componente social, y no cualquier título es un buen regalo. ¿Podemos extraer los factores centrales que pueden hacer que un título sea un regalo mejor que otro?  Este análisis sería muy interesante, ya que el libro-regalo es una fuente de ingresos muy, muy importante para el mundo editorial.

Razón 8 – Por impulso

Cuando se hablo de libros que seleccionamos para el entretenimiento futuro se mencionó cómo compramos libros que están muy rebajados, pero a veces su adquisición no tiene que ver simplemente con el deseo de entretenimiento futuro, si con no perderse la oferta de hoy, ya que la oferta puede no estar disponible mañana, y los bajos precios nos empujan a comprar libros por impulso, de manera compulsiva, llegando incluso a acumularlos.

Otra forma de compra de libros por impulso se produce cuando compramos en un determinado contexto, al igual que en la planificación de unas vacaciones, asistir a una lectura de un autor, o a un evento similar. Ciertos estímulos ambientales hacen que nos interese particularmente un autor, tema o tópico y, al estar en un determinado ambiento o estado de ánimo propicio, compramos un libro relacionado con un determinado impulso. Esto no se debe subestimar en el caso de las librerías de los museos, por ejemplo, hemos terminado de ver unas obras de arte, y embriagados por la emoción terminamos en la librería del museo, colocada estratégicamente al final del trayecto donde compramos el catálogo de la exposición.

Estas son las ocho razones esbozadas por el autor por las cuales la gente compra libros y por qué frecuentemente muchos de los los libros que compramos no son leídos.

 

 

 

2 pensamientos en “¿Por qué razones la gente compra libros?

  1. jvso

    Falta una razón: por coleccionismo. Se empieza a leer libros de un tema, se convierte uno en aficionado, después en coleccionista y finalmente en “completista”.

    Me gusta

    Responder
  2. Pingback: ¿Por qué compramos libros? – navegantedelibros

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s