Información para la Investigación de la Alfabetización digital RILADS 2013

[]

Research Information Literacy and Digital Scholarship (RILADS) [e-Book]   2013.

Descargar

 

Este documento resume el trabajo sobre la alfabetización informacional llevado a cabo por RIN / SCONUL information literacy and digital scholarship project conocido como RILADS ( http://rilads.wordpress.com/ ). El objetivo del proyecto es ofrecer un pequeño número de productos clave que contribuyen a una investigación más amplia sobre el apoyo disponible para los estudiantes, el personal y los investigadores para mejorar la alfabetización digital. Este informe se centra en la búsqueda de la identificación y promoción de buenas prácticas en la formación en la información superior del Reino Unido. La estrategia de promoción, el uso de redes sociales, medios impresos y el contacto personal condujo a la obtención de una larga lista de 42 ejemplos posibles. Se utilizó para ello un cuestionario con criterios RIDLS para describir y evaluar los cursos y recursos, que fueron enviados principalmente a los responsables de servicios de bibliotecas universitarias, que participan en la prestación y el desarrollo de estos recursos.

Las preguntas cubrían tres áreas principales:

  • ¿Como es es el recurso, para quién está diseñado, y con que fines?
  • ¿Qué conocimientos, habilidades y competencias está destinado a proporcionar?
  • ¿Cómo se difunde?

Un breve análisis inicial proporcionó una visión general de los recursos que fue utilizada inicialmente para identificar los temas clave y los patrones en los datos. A continuación se analizaron los cuestionarios más detalladamente junto con una serie de recursos preseleccionados y se estableció un primer contacto para obtener información relativa a la evaluación de sus recursos.

A partir de los resultados de la muestra se eligieron aquellos apropiados para post-grado. En general, se evaluaron los recursos en en función de un enfoque multidisciplinario, según los modelos pedagógicos establecidos, con la finalidad de que tuvieran un enfoque en la práctica académica de los estudiantes. Se utilizó una amplia gama de fuentes internas y externas  para evaluar la demanda de los alumnos para cada recurso, incluida la retroalimentación de los estudiantes y las estadísticas de asistencia. La política interna en el desarrollo investigador fue también tenida en cuenta; así como el debate actual sobre los REA y los recursos compartibles.

Los cursos y recursos se pueden clasificar en dos tipos: los diseñados para trabajar en el aula y aquellos orientados a la enseñanza en línea, aunque  estos también pueden tener un enfoque de aprendizaje combinado. Los mismos están dirigidos principalmente por el personal de los servicios de biblioteca, con diferentes niveles de entrada de otros departamentos de servicios profesionales (Graduate Schools, ISS, de enseñanza y de aprendizaje de Desarrollo). Hubo un amplio acuerdo en que se requiere tiempo para desarrollar y ofrecer recursos eficaces, aunque los costos también pueden ser un problema, lo que refuerza la cultura de compartir materiales.

En cuanto a la evaluación de los recursos, evaluaciones estadísticas y retroalimentación cualitativa fueron utilizadas para detectar las tendencias y desarrollar de forma iterativa los recursos para satisfacer las cambiantes necesidades de los participantes. La falta de un elemento de evaluación de este tipo de recursos significa que es difícil determinar los cambios. Además, dado que muchos de los recursos son relativamente nuevos a menudo no hay datos suficientes para una evaluación detallada.

También se autoseleccionario una serie de recursos de información en alfabetización que fueron evaluadas mediante los criterios RIDLs, dando lugar a una preselección de una selección de 15 ejemplos de buenas prácticas. Esto no quiere decir que todos los aspectos de cada uno de los ejemplos preseleccionados es perfecto – este proyecto no se trata de encontrar “el mejor” de los recursos de alfabetización en información – pero la bondad  de esta selección es que los encargados del desarrollo de los recursos para atender una necesidad similar puede acceder de manera eficiente a algunos ejemplos – y en última instancia, tal vez, una “buena práctica” puede convertirse en “práctica común”. Se hacen varias recomendaciones en el informe, que pueden ser de valor para aquellos que se planean desarrollar recursos de buenas prácticas. El valor de los criterios RIDLS en esta investigación ha sido el de proporcionar un marco analítico para dichas evaluaciones (para el investigador) y actuar como una herramienta de reflexión (para los desarrolladores / difusores).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s